REPORTAJE ESPECIAL

The Last of Us: ¿el hongo Ophiocordyceps es contagioso en humanos?

Tres expertas en micología dijeron a El Heraldo Digital que los hongos se encuentran en todos lados, incluso en el aire

TENDENCIAS

·
La popular serie puso en tema de conversación la posibilidad de una pandemia por hongo.Créditos: Especial.

The Last of Us ha puesto en la mira pública a los hongos; uno de ellos: el Ophiocordyceps, que es el responsable de zombificar a las personas de la serie y el videojuego, y que además es real; muchas personas han comentado, tal vez en broma, temer por una posible pandemia por infecciones de hongos. Para saber si esto es cierto, El Heraldo Digital platicó con tres expertas en el tema para entender más acerca del reino fungi y si el miedo está fundamentado o no. 

El Ophiocordyceps unilateralis, de donde la producción de la popular serie toma inspiración, tiene mecanismos que parecen sacados de una ficción: todo comienza cuando las esporas emitidas por el hongo, vuelan, quedan suspendidas en el aire o caen al suelo, en espera de una hormiga. Una vez que se tuvo contacto, no hay nada que se pueda hacer, el proceso parasitario iniciará y los comportamientos raros no tardarán en aparecer; el insecto comenzará a “limpiarse”, pues detectará algo extraño en su cuerpo.  

La ficción no está muy lejos de la realidad, pero esto tiene sus matices. Foto: Especial.

 

No se puede detener 

Otros miembros de su colonia lo notarán si están cerca y tratarán de alejar al integrante infectado, todo sea por el bien del grupo, pero si está sólo, éste buscará un lugar alto entre la vegetación, a la cual escalará con mordidas, unas muy extrañas, pues los músculos de su mandíbula se atrofiaron. 

Una vez alcanzada la altura suficiente, soltará el mordisco final, para prenderse y morir ahí, poco después, el hongo toma el control total del cuerpo y desarrolla un estroma, una estructura que saldrá de la cabeza y el cuerpo para liberar más esporas y repetir todo el proceso. 

Sandra Castro Santiuste, doctora en ciencias biológicas especializada en micología y macrohongos de la UNAM, aseguró que esto es muy estudiado, pero aún no hay una conclusión de cómo es que el hongo controla a la hormiga; la teoría más plausible podría ser que lo hace por medio de neuromoduladores. 

¿Existe un riesgo para los humanos?  

Si bien en el primer capítulo de la serie se especula que esta especie podría adaptarse, Castro Santiuste explicó que una modificación tan drástica podría tomar miles, incluso millones de años, pues los humanos y los insectos no son muy parecidos. “Es un salto gigantesco, qué difícil o imposiblemente se podría de dar”, señaló Sandra, quien además es es divulgadora científica y maneja la cuenta de "Fungi Cosas" en redes sociales. 

Además, hay registros de fósiles de plantas con ese tipo de mordida particular de hormigas infectadas y no hay evidencia de que haya mutado para saltar a mamíferos. Incluso, algunos cordyceps son consumidos por algunas personas, en forma de suplementos, para mejorar el sistema inmune o la disfunción eréctil. 

Elvira Aguirre Acosta, técnico académico del Instituto de Biología y encargada de la colección de hongos del herbario nacional de México, precisó que hay otros cordyceps que parasitan a otros insectos o incluso otros hongos; además, no posee ningún registro del Ophiocordyceps unilateralis en México, aunque sí hay otras especies que infectan larvas o avispas. 

“Desde el punto de vista biológico, bueno, cualquier microorganismo que entre a tu cuerpo también te puede matar y de alguna manera te somete y hace que cambien tus actividades, como puede ser una bacteria o cualquier virus o un hongo”, comentó la experta. 

En cuanto a una evolución del Ophiocordyceps  aseguró que si su entorno cambia, buscará la manera de sobrevivir y puede formar estructuras de resistencia hasta encontrar un organismo susceptible, pero muy difícilmente sería un mamífero, “buscarían a lo mejor especies más afines a lo que ya conoce”. 

Sí hay enfermedades por hongos, aunque no hay que asustarnos 

“Hay otros hongos que pueden entrar a niveles más profundos, podemos tener una cortada y un hongo puede causarnos una infección en la piel… Otros causan micosis sistémica en los pulmones y causar neumonías, pero para eso el sistema inmune debe estar muy comprometido”, declaró Castro Santiuste. 

Lumara González Aréchiga González, bióloga y divulgadora científica, reconoció que las infecciones causadas por hongos son tema de salud pública, pero por lo general no pasa de afecciones comunes como el pie de atleta, uñas o un tipo de candida, que “pinta la lengua de blanco, es común en bebés”.  Las tres expertas coinciden, los hongos están en todas partes, incluso en el aire, pero algunos son esenciales y benéficos. 

“Pero pues también hay muchos hongos que forman parte de nuestra microbiota y que son necesarios para nuestro metabolismo para nuestro sistema inmune, entonces sí, las infecciones con hongos son algo real, son un problema de salud pero de llegar ya a grados como los que pinta la serie, pues estamos lejos”, detalló. 

Lumara expuso que tanto en la serie como en el videojuego de The Last of Us es una combinación de diferentes familias de hongos para generar una trama atractiva, “es como si habláramos de un animal que puede correr a 56 kilómetros por hora, que tiene una trompa gigante, pero que es capaz de respirar en el agua y fuera de ella, que tiene un pico este y puede volar”, bromeó, ya que el Ophiocordyceps no se conecta por el suelo ni genera antibióticos para que no se pudran los huéspedes, entre otras cosas. 

Toma y exagera ciertos aspectos para generar una trama entretenida. Foto: Especial.

Por otro lado, Elvira planteó un posible riesgo podrían ser las enfermedades que los hongos provocan a los cultivos, “el 80% de las enfermedades en los cultivos tanto de son ocasionados por hongos, entonces en ese sentido, hay un un perjuicio indirecto pero en la actualidad se puede controlar fácilmente con fungicidas o el uso de manejo de suelos”. 

¿Hay algunas especies de cuidado? 

La Sociedad de Microbiología apuntó que cada año mueren en el mundo cerca de 1.5 millones de personas a causa de hongos, el contexto es muy importante, porque tal como lo apuntó Sandra, una persona sana es muy difícil que tenga daños graves. 

El año pasado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que considera los hongos patógenos una "amenaza importante", entre ellos hay cuatro de cuidado (en poblaciones vulnerables):

  • Cryptococcus neoformans: una levadura que vive en el suelo que afecta los pulmones, el sistema nervioso y la sangre. Es resistente a muchos medicamentos. 
  • Candida auris: otra levadura detectada en superficies y equipos médicos que se propaga fácilmente. Puede llegar a ser mortal. 
  • Apergillus fumigatus: un moho que causa afecciones pulmonares en personas con sistemas inmunitarios debilitados. 
  • Candida albicans: otra levadura, vive en el humano, pero una persona enferma puede generar las condiciones para que ésta crezca en exceso para provocar afectaciones en órganos, genitales o piel. 

¿Hay peligro de una pandemia?

Las tres expertas tienen una respuesta breve y contundente: no es muy probable. Y aunque la Sociedad de Microbiología señala que en un año más de mil millones de personas padecen hongos, estas son afecciones superficiales con una curación muy sencilla. Sandra refirió que aunque las enfermedades por hongos son más difíciles que tratar que las ocasionadas por bacterias, sí hay tratamientos efectivos. Y es importante destacar que el Ophiocordyceps sólo afecta hormigas.

El riesgo de pandemia es prácticamente nulo. Foto: Cuartoscuro. 

“No, no es posible no pensar en una epidemia… El hongo negro cuando fue lo del Covid, llamó mucho la atención... lo que pasó es que se cumplieron ciertas condiciones que favorecieron que más personas se infectaran de éste, que habita en el suelo… Pero no, se tendrían que dar ciertas circunstancias... sería muy difícil”, opinó. 

Elvira también hizo mucho hincapié en esto, recalcó que en sólo en personas con el sistema inmune deprimido o con una nutrición muy mala, “además, muchos son ocupacionales, por ejemplo, el Histoplasma que causa la una enfermedad que puede llegar a ser mortal, pero se presenta en personas que están en contacto donde crece ese hongo solamente… Una pandemia por enfermedades causadas por hongos, lo veo difícil”, sentenció.  

¿El cambio climático genera una amenaza? 

Sin embargo, existe algo que no se debe perder de vista y es el cambio climático, Sandra aseguró que este fenómeno podría favorecer algunas especies y desfavorecer a otras, algunos podrían ver su distribución aumentada, aunque eso no necesariamente quiera decir más enfermedades.  

La crisis climática podría causar desajustes, aunque es incierto. Foto: Cuartosscuro.

Lumara complementó que hay autores que argumentan que la crisis climática muestra que la temperatura corporal de los humanos ha descendido y la del ambiente aumentado, con lo cual podría romperse la barrera térmica que impide a muchos enfermar a las personas,  “eso podría ser, pero nos estaríamos enfrentando a infecciones sobre todo de levaduras”

Aguirre Acosta tampoco desestima al cambio climático, pues sostiene que la posibilidad de que la temperatura se eleve más puede ocasionar que crezcan otros microorganismos que ni siquiera, a lo mejor, conocemos y desencadenan algún tipo de estrago de esta naturaleza, “aunque es totalmente incierto… yo no te lo podría garantizar esto como tal, pero tampoco lo podemos dejar a un lado”. 

Los hongos son los buenos de la historia

Pese a que hay cierto grado de miedo por el reino fungi, Sandra destaca que “los hongos son los buenos en la película, no son los malos.. las interacciones que tenemos con ellos, la mayoría son positivas, la minoría son negativas”. 

Son muy importantes para los humanos. Foto: Cuartoscuro. 

Elvira piensa similar a su colega, y salvo las inconveniencias más comunes que generan los hongos, como el moho en la comida o en la ropa, “tenemos muchísimos beneficios, principalmente todos los hongos comestibles, ahora muchos de ellos se cultivan y los puedes obtener una cantidad de proteínas muy importantes, hay medicinales… Nuestros abuelos o nuestros padres fueron salvados por la penicilina (proviene del Penicillium)”, enlistó.  

También de ellos se puede obtener vitamina B y además, también son entomopatógenos “es decir, los hongos que atacan insectos, son utilizados actualmente como control biológico para frenar algunas enfermedades que ocasionan insectos dañinos a las plantas cultivadas”, añadió. 

Los beneficios son mayores a los riesgos. Foto: Cuartoscuro. 

Y Lumara indicó algo que pasamos por alto: los hongos que forman parte de nuestra microbiota y son todo un reino, es como hablar de animales, “no podemos tener miedo a los hongos porque sería decir como tengo miedo a los animales, entonces quizá puedes convivir muy bien con un periquito, pero no sé un oso te da miedo, las ranas te dan asco…”  

“Mi recomendación es: ten miedo de andar descalzo en una alberca pública, de comer un macro hongo en el bosque, que ningún experto o persona local, te ha dicho es comestible… Esos son los verdaderos riesgos para la humanidad al día de hoy”, concluyó. 

SIGUE LEYENDO...

Recomendaciones para fans de las producciones cinematográficas y el apocalipsis zombie

La OMS advierte de una próxima pandemia: la cepa H5N1 de gripe aviar ya saltó a los mamíferos