Papá de niño trans sale a defender a su hijo; deben aceptar que es diferente, dice

Sus papás están orgullosos de que desde temprana edad Stormy sepa quien es, pero se preocupan de cómo tratarán en la escuela a un niño trans.

Papá de niño trans sale a defender a su hijo; deben aceptar que es diferente, dice
Stormy siempre se ha asumido como un niño. Foto: Especial.

El reconocimiento y aceptación de niñas y niños trans aún es un tema complicado en la sociedad y es una de las luchas más grandes de la comunidad LGBT+. El caso de Stormy, el caso de un pequeño de 4 años originario de Inglaterra que, aunque nació en un cuerpo de mujer, ahora se asume como varón. 

Su caso ha levantado mucha polémica no sólo en su país, sino en todo el mundo, porque muchos consideran que se trata de una exageración; sin embargo, Stormy cuenta con un papá muy amoroso y comprensivo que lo ha defendido de todos aquellos que no quieren respetar su nueva identidad.

Así lucía antes de cambiar de look. Foto: Especial.

Su papá defiende la nueva identidad de su hijo

En todas las redes, Matthew Stubbings, el padre de Stormy, compartió un mensaje en el que exige reconocimiento para su hijo. Explicó que desde los dos años, Stormy manifestó que no se identificaba con su sexo biológico y que en realidad creía que era un chico.

Detalló que cuando nació, estaba 'sexuado' como una niña. Pero su identidad de género, lo que está en su cabeza, no concuerda con un su sexo físico. “Estoy tan orgulloso de que él sepa quién es y que no se constriña a las normas y prejuicios de la sociedad”, comentó. Agregó que es imperante que todos acepten que la gente es diferente.

Ahora optó por un estilo más "varonil". Foto: Especial.

Sin embargo, su papá y su mamá son conscientes de que muchas personas aún mantienen estereotipos y prejuicios dañinos, por lo que les preocupa el hecho de que está por entrar a la escuela, en donde tuvieron que decir que era una pequeña, porque aún no es posible cambiarlo legalmente.

Matthew y a su esposa le preocupa cómo la escuela y su hijo manejarán la división sexogenérica en los baños o en los vestidores de la clase de deportes. "Tengo miedo de que la escuela pueda tener problemas con eso. Solo espero que el personal sea más profesional y abierto al tema", dijo.

msb


Compartir