DISPOSITIVOS DIGITALES

El precio de la tecnología, ¿te has preguntado el daño que causa al medio ambiente?

El uso de dispositivos digitales o tecnológicos tiene un gran impacto en el medio ambiente, como el calentamiento global o la contaminación de los suelos.

TECNOLOGÍA

·
Tiene más implicaciones de las que crees. Foto: Especial.

La vida no sería la misma son los dispositivos digitales o tecnológicos que usamos a diario. Y es que están en todos lados, el trabajo, la escuela, espacios públicos, etc. Pero son pocas las personas que se preguntan cuál es el costo del estilo de vida que llevamos y su impacto en el medioambiente

Hoy te presentamos las principales consecuencias del desarrollo tecnológico. 

Los sistemas de producción

Para elaborar dispositivos, como el celular o una computadora necesita de la extracción de cobre, hierro, zinc, oro, plata, aluminio y coltán, considerado como el “oro negro” de la industria. Para obtener estos minerales y metales muchas veces las grandes empresas explotan recursos y a personas de países subdesarrollados, principalmente de África.

La industria minera actualmente trabaja a marchas forzadas para extraer el coltán que se usa para fabricar las baterías. Esto ha generado inestabilidad política de diversas regiones, además de la desaparición de hábitats y la sobreexplotación de las tierras.

Un aumento en la temperatura

De acuerdo con The Shift Project, las tecnologías digitales en 2019 representaron un 4% de las emisiones de gases de invernadero. Además, aunque no lo parezca, ver películas en Netflix o Disney Plus tiene un impacto de 1% del total de las emisiones de gases, debido a que los centros de datos cada vez necesitan más energía para funcionar.

La basura tecnológica

Según cifras de la ONU, cada año se generan 50 millones de toneladas sólo de desperdicios electrónicos, que incluye teléfonos, pantallas, electrodomésticos y computadoras, los cuales se deja en vertederos especializados que se encuentran principalmente en China, donde se pone en riesgo la salud de las personas que trabajan ahí debido al plomo y mercurio, entre otros químicos aún más peligrosos como el arsénico, que puede llegar a contener.

Pero eso no es todo, los líquidos que tiran contaminan el suelo e incluso puede llegar hasta los mantos acuíferos y estropea el agua. Es cierto que se vive en un mundo capitalista donde el dejar de consumir es prácticamente imposible, pero los expertos recomiendan que des el paso a hacerlo responsablemente. 

msb