ALHAJERO

Pórtense bien y tal vez reciban una invitación

¿Saben por qué está enojado Alito? Porque seguramente le pidió a Aysa que operara el fraude para que ganara su candidato, y no lo hizo, afirmó Cravioto

OPINIÓN

·
Martha Anaya / Alhajero / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Foto: Especial

Tan encantadora propuesta —la posibilidad de convertirse en embajadores— proviene del senador por Morena, César Cravioto, y fue dirigida ayer a los seis gobernadores que tendrán elecciones en junio próximo para elegir a sus sucesores: Martín Orozco (PAN), de Aguascalientes; José Rosas Aispuro (PAN), de Durango; Omar Fayad (PRI), de Hidalgo; Alejandro Murat (PRI), de Oaxaca; Carlos Joaquín González (PAN-PRD), de Quintana Roo; Francisco García Cabeza de Vaca (PAN), de Tamaulipas.

Ocurrió en el marco del debate en el Senado, para ratificar al exgobernador de Campeche, Carlos Miguel Aysa González, como embajador de México en la República Dominicana.

La oposición andaba molesta con tal designación. Particularmente los priistas, porque veían en el nombramiento del campechano no sólo una afrenta del Presidente, sino una “traición” de su correligionario, dado que Aysa fue quien sustituyó al frente del estado a Alejandro Alito Moreno cuando éste se vino a dirigir el PRI nacional.

TE PUEDE INTERESAR: Entre la rabia, la bilis y la soberbia

Estocada por partida doble, pues.

¿Saben por qué está enojado Alito?, inquirió con sorna Cravioto. Porque seguramente le pidió que operara el fraude para que ganara su candidato. Y como no operó y dejó que eligieran libremente, perdieron…

“Compórtense bien, no “metan las manos” en el proceso electoral, hagan bien las cosas y tal vez reciban una invitación para que sean embajadores en nuestro país y representen bien a nuestro país”, terminó burlonamente el moreno.

Xóchitl Gálvez apuntaría sin más: Hay que irles apartando su lugar a Fayad y a Murat… 

El panista Damián Zepeda entró al tema por otro ángulo. Nadie cree que se está calificando la capacidad de la persona —precisó—, claramente es una decisión política. Lo que está buscando el jefe del Ejecutivo, es un mecanismo de control: “Es plata o plomo. Te portas bien, te premio. No te portas bien, te abro persecución política”.

En este caso, agregó, se dio un paso más de control: se detuvo el nombramiento del embajador en el Senado, para hacer que su hijo (el diputado priista Aysa Damas) abandonara las filas del PRI, se pasara a Morena y votara a favor de la Reforma Eléctrica. “Eso es tráfico de influencias, eso es conflicto de interés… No es honorable este nombramiento; es burdo, es vergonzoso, es ofensivo”, alegó el panista.

En puro barullo quedó el debate. La votación registró 64 votos a favor, 44 en contra y dos abstenciones. Así, Carlos Miguel Aysa González rindió protesta como embajador en la República Dominicana, y los priistas hubieron de tragarse su coraje de nueva cuenta. 

TE PUEDE INTERESAR: ¡Hasta el senador Guadiana se espantó!

•••

GEMAS: Obsequio de Rubén Moreira, coordinador de los diputados priistas: “Mario Delgado es el mejor activo de Va por México. Todos los días sale y dice una tontera”.

POR MARTHA ANAYA
MARTHAMERCEDESA@GMAIL.COM
@MARTHAANAYA

CAR

SIGUE LEYENDO

Trump pretende humillar a México y a Ebrard

Quieren a la de ¡ya!, la Electoral y la de la Guardia Nacional

¿Dónde está el presidente de la Cámara de Diputados?