SILBATAZO INICIAL

Crucifixión...

Triste es que la posición que mejor se ha trabajado en México, la de porteros, prácticamente no tenga proyección

OPINIÓN

·
José Eduardo Iga / Silbatazo Inicial / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Foto: Especial

Las reglas raquíticas impuestas por los de pantalón largo en el balompié azteca, de a poco lo van ejecutando; dado que ya las he abordado en entregas anteriores, me centraré en hablar de un resultado explícito de ello. La crisis de guardametas.

Cuando en la liga sólo había cinco extranjeros por escuadra, era raro, salvo contadas excepciones míticas, que éstas incorporaran a porteros de otra nacionalidad. Miguel Marín, Miguel Calero o Hernán Cristante son algunos que dejaron huella y de estos, bienvenidos.

A pesar de que sólo se ha podido exportar a dos a El Viejo Continente, Guillermo Ochoa y Raúl Gudiño, la labor que se hacía en ese gremio nos entregó nombres de época bajo los tres palos, siendo este país uno de los mejores del mundo en cuanto a producción de los mismos.

Antonio La Tota Carbajal, único elemento que ostentaba hasta Francia 98, el récord de participar en cinco Mundiales de futbol, fue nombrado el mejor de la CONCACAF en el siglo XX. Marcó una etapa con la selección desde 1950 a 1966.

Acudiendo a la contemporaneidad, imposible no mencionar a Jorge Campos, que además de sus uniformes excéntricos, regaló tardes de gloria al país, incluso mostrándose como un jugador versátil al ser en algunos compromisos delantero y haciéndose presente en el marcador anotando algunos goles. Oswaldo Sánchez, apadrinado por Marcelo El Loco Bielsa, le dijo que sería el mejor de México y no se equivocó, dado que en un tiempo fue el titular del tricolor. Disputó 99 partidos además de su laureada trayectoria en clubes.

Tan férrea estaba la competencia en el arco nacional en sus tiempos que tuvo que compartir vestuario con el ya citado Campos, además de José de Jesús Corona. El gran artífice de aquella medalla de oro en Londres 2012, y pese a su edad aún está vigente. Aunque Cruz Azul ha intentado traer a algunos para renovar la posición, nadie le ha quitado el puesto.

Guillermo Ochoa, que aún con las críticas que se ha llevado, fue el primero en irse a Europa y se perfila para seguir siendo el titular en Qatar, que será su cuarta copa de esta índole. Óscar El Conejo Pérez, otro seleccionado que participó en tres ediciones del máximo certamen, siendo titular en dos de ellas y pieza clave en la historia de La Máquina del Cruz Azul.

Es obvio que la posición de guardameta se encuentra condicionada. Tanto foráneo parece que ha repercutido en los formadores y hay escasez. Salvo Carlos Acevedo, no hay otro joven que se perfile para competirle en unos años. Triste es que la posición que mejor se ha trabajado en México prácticamente no tenga proyección. Se deberá trabajar en ella de modo urgente ahora que los veteranos van de salida. Aludiendo a la religión, no parece que vaya a resucitar pronto ante su inminente muerte en la cruz de los directivos mexicanos.

POR JOSÉ EDUARDO IGA
TITULAR DE ARREBATO DEPORTIVO EN EL HERALDO RADIO TORREÓN
@JOSE_IGA

CAR

 

SEGUIR LEYENDO: 

Grandes diferencias

Rectificación

Nada qué salvar