COLUMNA INVITADA

El apoyo es para los que más lo necesitan

La política actual transmite la idea de que hay una competencia por los recursos

OPINIÓN

·
Luis David Fernández Araya / Colaborador / Opinión El Heraldo de México

La crisis económica y financiera que hemos vivido en los últimos meses han servido de justificación para implementar una serie de ajustes en las políticas sociales en beneficio de los que más lo necesitan.

La política de desarrollo no ha sido una excepción, además del substancial incremento de los fondos destinados al apoyo oficial, se establece, por parte del Gobierno, un discurso que fortalece la atención de los problemas esenciales del desarrollo y refuerza uno de los canales básicos de la participación social.  

La política de desarrollo, así como el trabajo de las organizaciones de tercer sector tiene importantes funciones en el marco de la construcción de una sociedad cohesionada. Se promueven los valores de la solidaridad y la justicia, en los cuales los mexicanos han demostrado creer y la apoyan como un deber moral.  Por otro lado, porque facilita los canales de la participación social y muy especialmente porque presiona y apoya la presencia de México en los principales foros de toma de decisiones globales sobre el desarrollo como el del pasado fin de semana, esto significa una política exterior más fuerte y coherente. Las organizaciones no gubernamentales son un actor indispensable en la construcción de vínculos entre la sociedad y los temas que esta valora y la administración pública.

En la actual situación, el discurso del Gobierno incluye a las organizaciones sociales y promueve la idea de que la atención de las crecientes necesidades de las personas que se encuentran en riesgo social. La política actual transmite la idea de que hay una competencia por los recursos. La pobreza y la desigualdad, sin importar la nacionalidad de las personas que las sufren en todo el mundo, son expresión de un problema global, que requiere acciones internacionales y el compromiso firme de los gobiernos, no un discurso basado en el egoísmo y la diferenciación. A su vez, intentan sostener que el escaso 0,5% del PIB que se representó en algún momento en sus mejores días, aunque es una cantidad de dinero insostenible, como si una cifra tan pequeña pudiera solucionar la crisis.

Frente a este panorama, las ONG´S deben explorar nuevas vías de financiación y el aumento de los recursos privados, proveniente de sus socios y de donaciones para así respaldar la utilidad de sus estrategias.

México, a pesar de contar con un tejido social solidario frágil, dispone de organizaciones ágiles y con una sociedad comprometida, que se moviliza y que construye redes. Este es un activo que se debe fortalecer y aprovechar porque es la auténtica base de las políticas públicas. Sin embargo, incluso las ONG tienen problemas asignándole la relevancia que necesita la educación para el desarrollo y la incidencia política como motor de la participación social.

El tejido social se refiere a los individuos en una sociedad y es el resultado de las relaciones de estos. Permite crear vínculos fuertes en el interior de las familias, entre ellas y entre asociaciones.

Se trata de grupos de personas que persiguen ideales, que de manera solidaria se unen. Por estas relaciones obtienen beneficios, más allá de la interacción también producen y consiguen objetivos comunes.

El tejido social puede darse en personas por parentescos sanguíneos o núcleo mutuo con quienes que se convive a diario. Otro de los tipos de tejido social son los comunitarios, estos se construyen de diferentes núcleos familiares.

Es importante mantener los lazos y promover su mayor integración por el bien de la comunidad para satisfacer necesidades desde seguridad, alimento, transporte, entre otros.

Cuando las asociaciones o los grupos de personas se unen con valores y principios bien encaminados pueden generar grandes cosas. Un tejido social que busque el beneficio de sus parques fomentará la comunicación y la sana relación de la sociedad.

POR LUIS DAVID FERNÁNDEZ ARAYA
ECONOMISTA
@DRLUISDAVIDFER

CAR