DESDE AFUERA

¿Y la relación con EEUU?

México y su estabilidad son de gran interés para la seguridad nacional, la economía y la sociedad de EU y eso opera en favor de las propuestas de AMLO

OPINIÓN

·
José Carreño Figueras / Desde Afuera / Opinión El Heraldo de México

¿Dónde queda la relación con Estados Unidos, luego de los mensajes enviados durante los festejos del 211 aniversario de la Independencia y la subsecuente reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC)?

En el mismo lugar que siempre. Es, y seguirá por el futuro previsible, como la más importante asociación de México en todos los sentidos y una de las más importantes para Estados Unidos.

No tiene que gustar, o disgustar. Es un hecho.

Pero eso no la hace una relación invulnerable a problemas, alzas y bajas si se quiere.

Resulta claro que desde el principio de su gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha buscado llevar adelante una política que, desde su punto de vista, no sólo amplíe el margen de maniobra, sino ofrezca una mejor posición de negociación en una relación que es inescapable.

El gobierno de López Obrador enarboló recién su simbólico respaldo a Cuba y Venezuela como señales de la postura independiente de México y agitó igualmente el espectro de la inversión china como posible alternativa, justo cuando la administración de Joe Biden parece asediada en lo interno y lo externo.

A cambio, ofrece lo que según el senador Marco Rubio, un republicano cubano-estadounidense de Florida, es el  mantra de la relación: no importa si es de izquierda o de derecha siempre y cuando recuerde que para tener éxito necesita tener en cuenta los intereses de EEUU.

Y la administración de AMLO ha sido cuidadosa en ese sentido. Ha colaborado con los gobiernos de Trump antes, y de Biden ahora, en cuestiones como tratar de reducir los migrantes que atraviesan México para buscar asilo en Estados Unidos, y como sus predecesores, en algunos temas de seguridad.

En los hechos ha planteado una alianza comercial, económica y de seguridad con reglas claras, estabilidad y la conversión de México en "bisagra" entre Estados Unidos y una Latinoamérica donde algunos en su gobierno parecen creer que el ascenso de la "marea rosa" es o puede ser permanente.

En todo caso, podría afirmarse que México y su estabilidad son de enorme interés para la seguridad nacional, la economía y la sociedad de Estados Unidos y eso opera en favor de las propuestas de López Obrador, pero también que partes de su discurso o su estilo han llevado a la pérdida de aliados en Washington, especialmente en el Congreso.

Y Estados Unidos es la relación más importante de México. Una literal letanía de cifras puede demostrarlo, pero sobre todo, la interrelación hace de lo que ocurra en cualquiera un tema de interés interno para el otro gobierno.

No tiene que gustar, y puede afirmarse que hay muchos en ambos países que no están contentos con el país vecino.

Pero la realidad es que México y Estados Unidos están atados por geografía, geopolítica, sociedad y economía, y a querer o no, obligados a entenderse y a negociar, por encima de intereses de momento. 

POR JOSÉ CARREÑO FIGUERAS.
JOSE.CARRENO@ELHERALDODEMEXICO.COM 
@CARRENOJOSE1

PAL

Temas