COLUMNA INVITADA

Tercer Informe: Sólo palabras

Tener popularidad de 60% sin resultados puede ser producto de la charlatanería, no del buen gobierno

OPINIÓN

·
Rubén Salazar / Colaborador / Opinión El Heraldo de México

Unos meses antes de que el coronavirus emergiera en Wuhan, China, y desencadenara la peor crisis económica y de salud en los últimos cien años, Andrés Manuel López Obrador sostenía que en su gobierno “interesaba tener servidores públicos con 90 por ciento de honestidad y sólo 10, de experiencia”. 

Según él, en la época neoliberal, había servidores públicos graduados en el extranjero con mucha experiencia, pero charlatanes y corruptos. “La incompetencia, también es corrupción”, le respondió la senadora Xóchitl Gálvez. 

Advertencia que se hacía patente en la desgracia de la Línea 12 del Metro, que involucró no a funcionarios del pasado neoliberal, sino a connotados servidores y políticos de la 4T. Lejos de fortalecer al servicio profesional de carrera, el Presidente profundizó sus vicios, al integrar un equipo de trabajo no con base en el mérito, sino a partir de la lealtad a su proyecto. 

El coronavirus lo pondría a prueba, y a la mitad del camino, el desarrollo sostenible alcanzado en su gobierno ni siquiera igualan lo hecho por sus predecesores en cuatro indicadores clave: 1. La economía presentó una caída de -0.1 por ciento en su primer año de gobierno, que se profundizó en 2020 al descender -8.5 por ciento, al rehusarse a brindar apoyos fiscales para aminorar el impacto económico de la pandemia. Aún con un hipotético crecimiento económico de 6 por ciento en 2021, como lo afirma el Presidente, en la primera mitad de su sexenio habría un decrecimiento promedio anual del PIB de -2.6 por ciento. 

2. Las cifras económicas a la baja se tradujeron en mayor pobreza. Entre 2018 y 2020, la población en esta condición pasó de 51.9 a 55.7 millones de personas. Al final de su segundo año de gobierno, 3.8 millones de mexicanos se sumaron a la filas de la pobreza. 

3. De 2018 a 2020, la población sin acceso a servicios públicos de salud pasó de 20.1 a 35.7 millones de personas; 15.6 millones de mexicanos quedaron fuera de esta cobertura. Tan sólo en 2020, se tuvo un exceso de mortalidad de 326 mil 279 defunciones, asociadas principalmente al COVID-19, y otras enfermedades, de acuerdo con el INEGI. 

4. En los primeros 31 meses de su gestión, el país acumuló 80 mil 122 carpetas por homicidio doloso y feminicidio. Un récord histórico que superó en 140 y 54 por ciento el número de carpetas abiertas por ambos delitos, en el mismo periodo de los gobiernos de Calderón y Peña Nieto, respectivamente. Siendo candidato, López Obrador prometió un círculo virtuoso de crecimiento económico de 4 por ciento promedio anual, con el que apostaba reducir los asesinatos y la desigualdad. Pero hasta ahora, son tres años de palabras y retrocesos. 

Tener una popularidad de 60 por ciento sin resultados en estos ejes esenciales, puede ser producto de la charlatanería, pero no del buen gobierno.

POR RUBÉN SALAZAR

DIRECTOR DE ETELLEKT

@ETELLEKT_

MAAZ