El ministro Zaldívar está desesperado

Más que seguir enredando las cosas, el ministro Zaldívar podría decir: “Independientemente de lo que se resuelva, yo no me voy a quedar…”

El ministro Zaldívar está desesperado
Martha Anaya / Alhajero / Opinión El Heraldo de México

El ministro Arturo Zaldívar está desesperado. Lo revela su propia carta y lo muestra también el camino que, en calidad de urgencia, eligió seguir: una “consulta extraordinaria” que llevará al pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Se entiende la exasperación del presidente de la Corte.

El artículo transitorio que prorroga el ejercicio de su presidencia le ha creado un problema muy fuerte con jueces y magistrados, y ha debilitado su posición dentro y fuera del Poder Judicial. Las declaraciones de López Obrador —insistiendo en que él es el único ministro que puede sacar adelante las nuevas reformas judiciales—, en vez de ayudarlo, lo han exhibido como alguien condescendiente con el Poder Ejecutivo.

Más daño no podían haberle hecho desde Palacio Nacional. Peor daño se hizo el propio Zaldívar, que no supo decirle “NO” al Presidente de la República. Ese fue el error de origen. De ahí derivan todos los que le han seguido en este tema, incluida esta última idea de la “consulta extraordinaria” que anunció “dadas las circunstancias apremiantes del caso”: No prolongar más “una situación de incertidumbre que daña la legitimidad del Poder Judicial Federal”. Sólo que el daño ya está hecho.

Y por lo que nos comentan distintos juristas, la “consulta extraordinaria” enredaría aún más la situación. Primero: Jurídicamente, la consulta no es vinculante. Segundo, mete en un embrollo a los ministros, porque al llevar la consulta al pleno, ellos tendrían que dar un punto de vista —emitir su opinión— sobre cómo el poder Judicial debe proceder en relación al artículo décimo tercero transitorio.

Cosa que no deben hacer, los ministros no pueden pronunciarse sobre el tema si van a recibir y juzgar alguna acción de inconstitucionalidad al respecto. La ruta de salida transita por la acción de inconstitucionalidad. Podría presentarse el lunes próximo.

Elaborarse el proyecto en una semana, y en un par de semanas llevarse al pleno. Que a lo mejor lleva más tiempo, quizás. Pero ¿para qué enredarse más? Por lo pronto, lo mejor sería quizás que los ministros se reúnan esta misma semana, que digan que no tiene fundamento constitucional la propuesta de Consulta Extraordinaria del ministro Zaldívar y esperar las acciones de constitucionalidad.

El ministro presidente de la Corte, en todo caso, podría decir entonces: “Independientemente de lo que se resuelva, yo no me voy a quedar…”. Claro, eso enojaría al Presidente. Pierde por los dos lados. Pero ya está en eso.

•••

GEMAS: Obsequio de Alejandro Moreno, dirigente nacional del PRI: “Se construye el bloque opositor para tener una agenda conjunta. Eso no deja de lado que el PRI tenga una agenda propia y que nosotros nos sentemos a dialogar con el Presidente de la República y el gobierno federal.

POR MARTHA ANAYA
MARTHAMERCEDESA@GMAIL.COM
@MARTHAANAYA

MAAZ


Compartir