ZONA DE STRIKE

Las polémicas revisiones

La decisión de inspeccionar a los lanzadores de Grandes Ligas ha causado molestia y polémica en los jugadores

Manuel Zamacona / Zona de Strike / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

Vaya polémica que ha generado la revisión minuciosa por parte del cuerpo de umpires hacia los pitchers de Grandes Ligas, que inició el pasado lunes, para verificar que no se porten sustancias que puedan, quizá, aventajar a los lanzadores o darles un mejor agarre en la esférica. Literal pasan por el paredón de la autoridad. 

La molestia de los jugadores ha llegado a tal grado que cada que se les pide la inspección de cajón, se convierte en un show mediático que rebota en las redes sociales, porque va desde aventar la gorra, el guante, quitarse el cinturón e incluso bajarse los pantalones.  

Me parece un ejercicio un tanto riguroso, si tomamos en cuenta que en años recientes no estuvo en el radar la petición de revisión. En fin, veremos hasta cuándo dará de qué hablar esta situación, lo que sí es que de acuerdo a Grandes Ligas: “Cualquier lanzador que sea sorprendido utilizando sustancias ajenas podría ser expulsado del partido y posteriormente suspendido por 10 encuentros”. 

DE PENA 

Durante el encuentro esta semana entre los Rieleros de Aguascalientes y los Toros de Tijuana, se armó la trifulca, se vaciaron las bancas, pero con escenas penosas que no resultan ejemplares para los aficionados al Rey de los Deportes pero, sobre todo, para las y los pequeños que poco a poco van tomando un cariño por los diamantes. 

Y digo que la escena fue más allá porque si bien estamos acostumbrados a ver intercambio de empujones y golpes limpios en peleas campales, el relevista de Rieleros, Brandon Quintero, conectó un pelotazo intencional al catcher Gabriel Gutiérrez, de Toros, y este último se le fue de inmediato con el bate en mano, soltándolo al cuerpo del lanzador; y no conforme con eso, Gutiérrez se despojó del casco para también impactarlo de manera brutal. 

Seguramente se tendrán que tomar decisiones importantes desde la oficina de Horacio de la Vega, ya que el tema no radica en la pelea per sé, sino en el involucrar armas durante la riña. Ojo, no estoy normalizando este tipo de situaciones, sin embargo, hay extremos que se deben tomar en cuenta al momento de las sanciones.  

POR MANUEL ZAMACONA
TWITTER @ZAMACONAALAIRE

ZAMALOCUTOR@GMAIL.COM

PAL