MISIÓN ESPECIAL

Tiempos difíciles para América Latina

Elecciones recientes en América Latina podrían profundizar la crisis de identidad de la región, que pierde espacios en la escena internacional

Martha Bárcena Coqui / Misión Especial / Opinión El Heraldo de México
Escrito en OPINIÓN el

Veremos en los próximos meses la discusión entre autoritarismo y democracia y transparencia y corrupción en América Latina. Serán tiempos difíciles. En días pasados se replantearon las relaciones entre Estados Unidos, Europa y China y Rusia. EU y sus aliados consideran a Rusia una amenaza y a China como un país que presenta retos a su seguridad. Se hizo evidente que disputarán espacios geopolíticos de influencia. Y se delinearon las batallas conceptuales y de valores. Una de ellas será el de la contraposición democracia/ autoritarismo y su relación con la protección de los derechos humanos. Otra, la relación transparencia/corrupción. Veremos el planteamiento de estos temas en la relación con América Latina, a la luz de recientes desarrollos en la región y su desarticulación, que le ha restado peso y presencia en la escena internacional. La división de AL por el tema de Venezuela es creciente. Pero elecciones y acontecimientos recientes y venideros profundizarán este cisma. Podríamos ver el fin o la irrelevancia de mecanismos de diálogo y concertación como el CELAC, el Mercosur y la Alianza del Pacífico.

Fueron evidentes las diferencias provocadas en la OEA por la resolución sobre Nicaragua. Buscando un falso equilibrio, México y Argentina adoptaron una postura que no satisfizo a nadie y dejó a un lado la protección de los derechos humanos. El 6 de junio hubo elecciones en Perú y aún no se ratifica el triunfo del candidato Pedro Castillo. Pero pronto estará al frente un presidente del Perú profundo, que refleja su polarización. En Ecuador, en cambio, ganó Guillermo Lasso, un empresario que por tercera vez se presentaba a las elecciones. En Chile, las elecciones para redactar la nueva constitución las ganaron mayoritariamente representantes progresistas. Las presidenciales se llevarán a cabo en noviembre de este año. En Colombia, hubo fuertes protestas por la reforma fiscal que presentó el presidente Duque, y en las que se registraron más de 50 muertos y excesos de la policía.

La presidencia mexicana de CELAC, organismo del que se retiró Brasil ha pasado sin pena ni gloria. El eje Argentina-México es prometedor, pero débil. Ni uno ni otro país han podido sumar aliados. La Alianza del Pacífico, conformada originalmente por México, Colombia, Chile y Perú, al que esperaban sumarse Ecuador, Costa Rica y Panamá, se ha estancado, con poco o nulo apoyo de la Cancillería mexicana. Solo la Secretaría de Economía le ha dado seguimiento. La región es la más golpeada por la pandemia de COVID-19 y crecen la pobreza y la desigualdad, según la CEPAL. En este marco, el improvisado Subsecretario para América Latina y el Caribe de México, se involucra en operaciones poco claras para evadir las sanciones económicas de EU a Venezuela, según reportó El País. La revisión de la prensa latinoamericana y los comentarios en diversas sedes de organismos multilaterales, nos dice que México no ejerce liderazgo y la región está sumida en una profunda crisis. La lucha contra el autoritarismo y la corrupción serán temas centrales. Vivimos tiempos difíciles.

POR MARTHA BÁRCENA COQUI

MARTHA.BARCENA@ELHERALDODEMEXICO.COM 

@MARTHA_BARCENA

DZA