COLUMNA INVITADA

IMSS-BIENESTAR, trayectoria de 42 años

Operan con 68 albergues comunitarios anexos a los hospitales en los cuales se otorga alojamiento

OPINIÓN

·
Dra. Gisela Lara Saldaña / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de México

En 1979 surgió IMSS-Coplamar (actualmente IMSS-BIENESTAR) mediante la firma del convenio entre el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y la Coordinación General del Plan Nacional de Zonas Deprimidas y Grupos Marginados de la Presidencia de la República (Coplamar) para extender los servicios de salud a todo el territorio nacional. 

Administrado por el Instituto Mexicano del Seguro Social, basa su esquema de funcionamiento en el Modelo de Atención Integral a la Salud, sustentado en la Atención Primaria a la Salud, en la cual se vinculan de manera estrecha las acciones médicas con la participación de la comunidad.

Se otorgan servicios de primer y segundo nivel de atención en zonas rurales y semiurbanas, con una red médica asistencial y preventiva, acciones de promoción y educación para la salud.

A sus 42 años, cumplidos el pasado 25 de mayo, IMSS-BIENESTAR proporciona atención médica a 11.6 millones de personas en 19 entidades federativas del país. 

Su fuerza de trabajo está constituida por más de 26 mil 500 trabajadores entre personal médico, enfermería, acción comunitaria, servicios generales y administrativo. 

En zonas indígenas, el personal operativo habla 31 lenguas, entre las que destacan Náhuatl, Mixteco, Tzeltal y Zapoteco.

Cuenta con una infraestructura de tres mil 622 unidades médicas rurales, 184 brigadas de salud, 140 unidades médicas móviles, 45 centros de atención rural obstétrica y, en el segundo nivel de atención, 80 hospitales rurales que ofrecen las especialidades de mayor demanda social.

Están en funcionamiento más de tres mil 700 Centros de Atención Rural al Adolescente (CARA), donde se imparten pláticas con un enfoque educativo, integral y preventivo, basadas en una estrategia que aborda cuatro aspectos significativos: embarazo no planeado, adicciones, violencia, sobrepeso y obesidad.

Operan 68 albergues comunitarios anexos a los hospitales en los cuales se otorga alojamiento y alimentación gratuita a pacientes y acompañantes que lo requieren.

Desde 1982 la participación comunitaria incluye una estrategia de interrelación entre médicos y parteras tradicionales, lo que permite una mejor comprensión del con-

texto en el cual se desarrolla la medicina tradicional y el mejoramiento de la salud en las comunidades rurales. 

Además, integra a personal institucional con voluntarios de la comunidad en una red de cooperación que multiplica las acciones en salud e incorpora a las comunidades en la práctica de buenos hábitos para mejorar su calidad de vida.

El Instituto Mexicano del Seguro Social y su programa BIENESTAR, a 42 años de su creación, es referente dentro del sistema de salud, principalmente por la mística de servicio que caracteriza a todo su personal médico y comunitario.

POR DRA. GISELA JULIANA LARA SALDAÑA

TITULAR DEL PROGRAMA IMSS-BIENESTAR

@LARA_GISELA

PAL