A votar: libertad o autoritarismo

Hay que ir a votar por las oposiciones y los contrapesos, y convencer a otros que también lo hagan

A votar: libertad o autoritarismo
Guillermo Lerdo de Tejada / Columna Editorial / Opinión El Heraldo de México

Pocas veces un país tiene frente a sí la oportunidad de, en un momento concreto, decidir de manera consciente su futuro. En cuatro días, en México viviremos uno de esos momentos excepcionales. El contexto son las elecciones y el mecanismo es el voto. Hay que usarlo, porque hay mucho en juego. Ni el abstencionismo ni la apatía son alternativa.

Más allá de las simpatías o aversiones que nos generen los partidos y sus candidatos, las elecciones se tratarán de elegir entre dos alternativas claras: autoritarismo o libertad. Ojalá fuera exageración, pero es realidad.

En 2018 (y, para ser justos, desde muchos años antes), diversas voces advirtieron que el programa político de López Obrador representaba una amenaza para la democracia; que su visión de la economía sólo generaría mayor pobreza; que su desprecio a la técnica provocaría crisis en los servicios públicos y programas sociales; en fin, que lejos de ser una opción de izquierda progresista, encarnaba un proyecto populista, demagógico y autoritario.

Se dijo entonces que sus críticos éramos alarmistas. Al final, mucha gente creyó en él y no sólo lo eligió Presidente, sino que le dio mayoría en el Senado y la Cámara de Diputados. Hoy, no se trata de reclamarle a quienes en 2018 votaron por López Obrador. Pero dos años y medio después, cuando la realidad se ha impuesto y las advertencias se han cumplido, es urgente convocar a no cometer el mismo error.

Votar nuevamente por Morena y sus aliados significaría legitimar al lopezobradorismo para que continúe y profundice la concentración del poder; la destrucción institucional; la política de rendición del Estado ante el crimen organizado; la austeridad empobrecedora; la militarización del país; el deterioro de los servicios de salud; el abandono a víctimas de la violencia y a las mujeres; el ataque a la libre expresión y a la democracia. Lo que en 2018 fue para mucha gente un error involuntario, en 2021 sería la sumisión voluntaria a un tirano.

La única alternativa este 6 de junio es votar por el partido de oposición que más oportunidades tenga de ganarle a Morena y sus aliados. Sé que hay mucha gente que, aunque está desencantada con el lopezobradorismo, no ve en los partidos de oposición una opción que los satisfaga. Es indispensable ser realistas y saber que lo primordial es crear un contrapeso al avance del autoritarismo. Y eso sólo se logrará votando por la oposición.

¿Los partidos de oposición son la panacea? No. ¿Hay muchas cosas qué criticarle a la oposición? Sin duda. Pero si esa oposición no gana los suficientes espacios en esta elección para contener al lopezobradorismo, no va a haber democracia sobre la cual construir en el futuro. No es momento de ambigüedades, tibiezas ni racionalizaciones intelectuales: en cuatro días decidimos por autoritarismo o libertad. Hay que ir a votar por las oposiciones y los contrapesos, y convencer a otros que también lo hagan. Después habrá tiempo para mejorar todo lo demás.

GUILLERMO LERDO DE TEJADA SERVITJE

DIPUTADO CIUDADANO EN EL CONGRESO DE LA CIUDAD DE MÉXICO

@GUILLERMOLERDO

PAL


Compartir