COLUMNA INVITADA

Hacia la cuidad que merecemos: 2021, compromiso del futuro

La capital ha sido el referente histórico del progresismo y avance en derechos humanos

OPINIÓN

·
Temístocles Villanueva Ramos / Columna Invitada / Opinión El Heraldo de México

Desde 2015, la Cuauhtémoc ha vivido el inicio de una transformación de la vida pública que se ha extendido a toda la ciudad y el país. Y desde 2018, con los vecinos de nuestra alcaldía hemos trabajado en un proceso amplio de conectar el Congreso con las calles, y de regreso, para poner a las personas en el centro de la labor política y legislativa.

Esto ha respondido a la vocación progresista y democrática que siempre ha caracterizado a nuestra ciudad. La transformación que la Ciudad de México merece, y por la que sus habitantes han trabajado por más de dos décadas, se encuentra en proceso de consolidación.

A lo largo de los últimos años, como representante del Distrito 9 Local en el Congreso, he tenido la oportunidad de recorrer las 14 colonias que lo componen. He podido conocer de primera mano su enorme diversidad, así como las historias y experiencias de mis vecinas y vecinos. Gracias a esto he podido reconocer cuáles son algunos de los pendientes que quedan por consolidar y así presentar una serie de compromisos con lo que quiero hacer del Distrito 9 el epicentro de la transformación profunda y solidaria.

Tales compromisos buscan ser los lineamientos de una agenda de derechos e igualdad  sustantiva a mediano y  largo plazo. Con ellos abarcamos temas como brindar representación a grupos de atención prioritaria, cambiar el enfoque de seguridad e impartición de justicia por uno de seguridad humana, garantizar el acceso a la salud sin discriminación, impulsar la existencia de espacios comunitarios culturales, artísticos y deportivos, acompañar el rescate del espacio público, avanzar en una agenda legislativa enfocada a la defensa de los derechos de las personas de la diversidad sexual y la igualdad de género, y redignificar las colonias, barrios y espacios comunitarios.

Queremos no sólo seguir transformando la Cuauhtémoc y la Ciudad de México, sino también seguir inspirando al resto del país. La capital ha sido el referente histórico del progresismo y los avances en derechos humanos y combate a las desigualdades.  Aquí ha sido terreno fértil para legislar con perspectiva humana y social.

No obstante, el desarrollo de la ciudad ha sido desigual, generando brechas en el acceso a oportunidades y derechos entre poblaciones, pero también entre colonias y barrios. Existe una deuda para con aquellas personas y comunidades que se han quedado rezagadas del desarrollo económico, de la evolución normativa y de derechos.

Espero que estos compromisos sean también la base para una discusión amplia con una gran gama de actores implicados, que vayan desde la sociedad civil a los micro, pequeños y medianos emprendedores, e inspiren a otras y otros actores jóvenes políticos a impulsar agendas progresistas similares y de derechos en otras entidades de la República.

TEMÍSTOCLES VILLANUEVA

PRESIDENTE DE LA COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS DEL CONGRESO DE LA CIUDAD DE MÉXICO

dza