Votar es obligatorio

El voto es un derecho, sí, pero también es una obligación ciudadana y es el instrumento principal de cualquier democracia

Votar es obligatorio
Sofía García/ Acá Entre Nos/ Opinión El Heraldo de México

El voto es un derecho, sí, pero también es una obligación ciudadana y es el instrumento principal de cualquier democracia.

En México se llevará a cabo la elección más grande de su historia, en medio de diferentes factores como la pandemia, violencia, apatía y desencanto social hacia la clase política.

Los partidos políticos así como sus dirigentes y aspirantes a diferentes cargos de representación popular no han sabido conectar con la población a partir de propuestas claras y emergentes, que ponderen la sobrevivencia por el desempleo y la crisis económica en los hogares.

Y es que cabe recordar que de acuerdo al INEGI, mientras la población desocupada era de dos millones de personas en el primer trimestre del 2020, durante el mes pasado de abril se ubicó en 2.7 millones. Por todo esto, la importancia de exigirle a todas y todos aquellos que quieren llegar a espacios de elección popular, que impulsen y concreten, acciones en beneficio de la población para que atiendan lo que por derecho les corresponde.

Salir a votar el próximo 6 de junio es una normativa de rango constitucional. El artículo 35, fracción I, establece que votar en las elecciones es un derecho ciudadano, en tanto que el art. 36, fracc. III, señala que votar en las elecciones y consultas populares es una obligación ciudadana. Por otro lado, el art 38, fracción I establece que, por falta de cumplimiento, sin causa justificada a las obligaciones que “impone” el art. 36, se “suspenden los derechos y prerrogativas del ciudadano”.

De acuerdo con datos del INE, en 2018 el porcentaje de abstencionismo en las elecciones fue de 36.5% mientras que en 2019, en los estados con elecciones locales el abstencionismo alcanzó el 67%.

Aproximadamente, cada voto de las y los mexicanos tendrá un costo en estas elecciones de 291 pesos, es decir el equivalente a dos salarios mínimos cada sufragio!

Algunos países, han resuelto el abstencionismo a través del “voto obligatorio”, como Bélgica, Chipre, Grecia e Italia , e incluso en Luxemburgo, imponen sanciones de hasta mil  euros a quienes no votan.

En México, a pesar de que en la Constitución se establece puntualmente que el no votar trae como consecuencia la suspensión de la ciudadanía, con todos sus efectos legales inherentes, sigue siendo una ley imperfecta al no establecer los procesos por medio de los cuales se aplicaría tal sanción y la consecuencia es que cada vez hay más abstencionismo.

Salir a votar el próximo 6 de junio es una obligación ciudadana, nos compete a todas y todos exigir a nuestros gobernantes que den resultados sólo si somos capaces de cumplir con nuestra responsabilidad de acudir a las urnas, de lo contrario seguiremos en ese México apático sin asumir nuestros compromisos como lo marca la ley.

Urge fortalecer la participación ciudadana, de lo contrario seguiremos con gobiernos y representantes populares incapaces e indiferentes a una sociedad saqueada y burlada por décadas.

POR SOFÍA GARCÍA
@SOFIGARCIAMX

MAAZ


Compartir