Contradicciones…

Se han modificado los estatutos de la Liga MX para el siguiente torneo, pero hay contrastes que no pueden pasarse por alto

Contradicciones…
José Eduardo Iga / Silbatazo inicial / Opinión El Heraldo de México

Se han modificado los estatutos de la Liga MX para el siguiente torneo. El objetivo, según los brillantes elementos de pantalón largo, es fortalecer la justicia deportiva y fomentar el crecimiento del balompié azteca en todos los sentidos; por supuesto, con la dosis diplomática que ello implica, a la hora de ser presentadas las nuevas reformas por el presidente entrante Mikel Arriola

Destaca, como rubro más importante, la eliminación del gol de visitante en fase final. Mi abuela, si algo tenía era inteligencia y siempre emanaba la frase: “Piensa mal y acertarás”. La determinación se toma después de que el América quedara eliminado por este criterio de desempate. “Destino o casualidad”, dice Melendi. Espero que después de la recomendación musical no me deje de leer.

En fin, después del paréntesis, he de decir que no me parece desatinada la medida, en el sentido de que de alguna manera debe premiarse quedar por encima en la clasificación general, en un torneo de 17 fechas; sin embargo, regresaremos a esas soporíferas Liguillas donde los visitantes se cuelgan del poste y seguramente prevalecerán los marcadores sin anotaciones. 

En términos generales, aplaudo este nuevo dictamen; sin embargo, se presentan demasiadas contradicciones. Hablan de crecimiento deportivo, cuando pueden participar ocho extranjeros por equipo en cancha.  No me tache de xenófobo. En su carácter de humano todos merecen ganarse la oportunidad, si de talento y habilidades se trata; sin embargo, falta empatía. 

Caso hipotético. usted es el dueño de un equipo. Si invierte 10 millones de dólares en una contratación proveniente de fuera, obligará a su director técnico a alinearlo, aunque el jugador sea más malo que el cigarro. Supongamos que no funciona. Por la inversión realizada, al menos tendrá que jugar unas 10 jornadas; después de eso, le da oportunidad a algún talento mexicano lo que resta del torneo, y el siguiente vuelve a contratar a otro extranjero y le quita un sitio a alguno nacido en territorio nacional, aunque éste lo haya hecho bien. Así se vuelve impresionante la cantidad de gente que se va perdiendo en el camino.

Se habla de justicia deportiva, pero permanece el repechaje, por lo que el lugar 12 de la tabla puede luchar por un campeonato. Ah, pero el gol de visitante sí lo quitamos. Sigue otro año más la regla de que nadie desciende a la Segunda División, para que los equipos de abajo no se jueguen nada; claro, sólo una multa que, por la pandemia, decreció de 120 a 80 millones de pesos, la cual, a los jugadores ni les duele, porque muchos de ellos seguirán en Primera, ganando lo mismo. 

Desarrollo deportivo, pero sigo en el área quizá más endeble del planeta: la Concacaf, y de momento no se asoma el regreso a Libertadores. A chutarse otro ciclo más de goleadas de escándalo y nulo nivel. Es nuestro futbol mexicano, donde el bolsillo es primero y lo deportivo sólo es el pretexto mercadológico, cuando en otros lares el negocio también es prioritario, pero éste será jugoso si te va bien en el campo.

POR JOSÉ EDUARDO IGA

TITULAR DE ARREBATO DEPORTIVO EN EL HERALDO RADIO TORREÓN

TWITTER: @JOSE_IGA

PAL


Compartir