El fuero permite la fuga de un violador

Acusado de violación, el diputado Saúl Huerta sigue en libertad y con fuero a pesar de las evidencias de su delito

El fuero permite la fuga de un violador
Alfredo-González / A Fuego Lento / El Heraldo de México

Con el torso desnudo y una actitud desafiante, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de la CDMX detuvieron al diputado Saúl Huerta, después de que prácticamente fue pescado en flagrancia acusado de violación y abuso sexual contra un menor.

Pero fue gracias a la intervención del área jurídica de la Cámara de Diputados y del coordinador de Morena, Ignacio Mier Velazco, que logró su libertad pocas horas después de que la Fiscalía de Justicia de la capital lo tenía en su poder para refundirlo en la cárcel por el brutal ataque a un niño de 15 años de edad.

Ya pasaron ocho días de este grave suceso y de este violador no hay certeza de su paradero. Desde la semana pasada no se presenta al recinto legislativo. Sus oficinas en Puebla, que fungieron como casa de campaña, están desmanteladas. Nadie sabe dónde está.  Salió huyendo, tratando de justificar lo injustificable, cuando todas las evidencias están en su contra: los testimonios del menor y de su familia son irrefutables.

Es cierto que, gracias a la presión mediática, a la Fiscalía local y a Claudia Sheinbaum, Morena tuvo que deslindarse de este pedófilo, pero también es cierto que hay otros responsables que le “ayudaron” a ganar tiempo para planear una fuga.

Uno de ellos es el diputado Ignacio Mier quien, en una primera instancia, trató de defender al violador, diciendo que no se le podía desaforar, porque el abuso no lo cometió “en su función como diputado”.

Se dio cuenta de que había dicho una barbaridad y hasta ofreció disculpas; sin embargo, esa declaración lo podría hacer responsable, si no legalmente, sí moral y políticamente, porque Huerta está, por lo menos, escondido. 

Por otro lado, el día de los hechos (21 de abril), cuando el diputado fue detenido y llevado a las oficinas de la Fiscalía de la CDMX los y las funcionarias responsables de atender el caso buscaron a toda costa retenerlo, pero tuvieron que liberarlo unas horas después. Lo hicieron porque intervino Luis Genaro Vázquez, director de Asuntos Jurídicos de la Cámara de Diputados, quien aludió al fuero del legislador para presionar y lo liberaran. Incluso, en unas de las llamadas que hizo le preguntaron si él sería el abogado defensor, a lo que respondió que, de ninguna forma, sólo atendía instrucciones y pedía que lo pusieran en libertad de inmediato por tratarse de un diputado de Morena. A la Fiscalía no le quedó de otra. 

Hace dos días se presentó la solicitud para retirarle el fuero, aunque Pablo Gómez, presidente de la Sección Instructora, dijo que el trámite se irá, mínimo, hasta junio, aunque ahora se sabe que hasta septiembre, con lo que queda claro que a Morena y sus diputados no les corre prisa para llevar ante la justicia a un depredador sexual que sigue en libertad cubierto con el manto protector del fuero constitucional. 

•••

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: “Los abusos, aun en el estado más sólido, son minas sordas que tarde o temprano estallan”.

POR ALFREDO GONZÁLEZ CASTRO
ALFREDO.GONZALEZ@ELHERALDODEMEXICO.COM
@ALFREDOLEZ

maaz


Compartir