México ya se atrasó

No es por culpa de la pandemia, sino de nuestra limitada forma de relacionarnos con el mundo del emprendimiento y la innovación

México ya se atrasó
Carlos Mota / Un Montón de Plata / Opinión El Heraldo de México

Basta con sólo mirar lo que ha ocurrido esta semana en el mundo de los negocios en otras partes del planeta para darnos una idea del atraso en el que está México. En varios países, la innovación empresarial avanza velozmente, mientras que aquí el gobierno imprimió un discurso monotemático que ha dejado fuera de la agenda al sector privado.

Un ejemplo de lo que está ocurriendo en otras partes del mundo lo dio esta semana China, con su Shanghái Auto Show. Esta exposición fue una fiesta de tecnología. La empresa Baidu, por ejemplo, anunció que acelerará el despliegue de su sistema de navegación autónomo Apollo para terminar este año en 20 ciudades, y que en 2023 habrá totalizado 100 metrópolis. Este sistema es el que utiliza en sus Robotaxis: vehículos sin chofer que desde el año pasado se desplegaron masivamente en uno de los distritos de Guangzhou.

Para quienes tienen curiosidad de observar el fenomenal avance de esta tecnología china, vale la pena ver el video titulado AutoX Opens Its Fully Driverless RoboTaxi Service to the Public in China (English), disponible en YouTube. Es imposible no maravillarse al mirarlo.

Otro ejemplo del avance tecnológico ocurrió estos días en el mundo de la robótica. La firma estadounidense Boston Dynamics presentó recientemente su nuevo robot “Stretch”, que no danza ni hace malabares, pero que puede realizar hasta 800 desplazamientos por hora (mover cajas, por ejemplo), sin tener que estar fijo en un sitio. De hecho, su capacidad móvil le permite ingresar solito a un contenedor y descargarlo por completo en un breve rato. Sin intervención humana.

Tristemente en México ni la autoridad ni los empresarios están elevando el nivel de la agenda económica y los negocios. El gobierno continúa limitado por las constricciones de su confundida ideología asociada a los conceptos de soberanía y autosuficiencia; mientras el sector privado no logra sacudirse esa limitada agenda y elevar el debate público a los temas industriales en los que el país podría sobresalir en el Siglo XXI. Y desde que perdimos a Alfonso Romo de la cercanía del presidente Andrés Manuel López Obrador —cuya batuta era escasa, pero al menos reflejaba entendimiento del sistema de negocios global—, no aparecen en el escenario público personajes que capturen y promuevan un mejor discurso para el país. 

México ya se atrasó. Y no es por culpa de la pandemia, que fue global, sino de nuestra limitada forma de relacionarnos con el mundo del emprendimiento, la innovación, y la flexibilidad del capital. Y si a eso le sumamos un gobierno con miope visión, la ecuación se completa para dejarnos en los noventa.

IPADE

El nuevo director general del IPADE será Lorenzo Fernández Alonso, un experto en finanzas y empresas familiares que había sido director de la sede de esa escuela en Monterrey.

Por CARLOS MOTA
MOTACARLOS100@GMAIL.COM 
WHATSAPP 56-1164-9060

avh


Compartir