Moda Diluida

La barrera de género en cualquier ámbito cada vez es más ambigua. Y la moda no es la excepción

Moda Diluida
María del Mar Barrientos / Molti Diversi/ Opinión El Heraldo de México

No soy experta en moda, debo de decirlo. Sin embargo, soy amante de analizar fenómenos sociológicos, y éste es uno de ellos.  Hay una concepción del género fluido en el mundo de la moda, y esto se ha convertido en una tendencia.

A lo largo de la historia, diversos movimientos sociales se han apropiado de la moda, para reflejar mensajes sobre lo que está viviendo la humanidad, y entre los acontecimientos que más han marcado al mundo está, sin duda, la revolución sexual. Esta revolución es la consecuencia de la diversidad y multiculturalidad que vivimos hoy, y un reflejo de este comportamiento social es la moda, ya que vive una etapa histórica en la que el género no es determinante para utilizar ciertas prendas o colores.

Actualmente vemos que se menciona mucho el “gender fluid”, un movimiento basado en el modelo unisex de prendas, en donde lo mismo puede ponérselo un hombre o una mujer.

Pero lo importante aquí es que esto es un reflejo de un movimiento social que tiene que ver con la igualdad de género, por la que varias esferas sociales han luchado durante años. Acabamos de ver en el día de la mujer los diversos movimientos feministas que luchan por esta igualdad, y es por esto que en la moda se puede ver el resultado de lo que la gente está pidiendo a gritos. Porque cada día se dejan atrás las reglas y patrones y se deja de pensar en lo que una mujer tiene que usar y lo que el hombre debería de ponerse.

Esa es la nueva regla, “se vale todo”, “nada está mal” y “todo está bien”, mientras la persona que lo porte se sienta cómoda.

Aunque se puede pensar que esta tendencia es nueva, la realidad es que el estilo andrógino exaltado por algunas celebridades se dio hace varios años. Por ejemplo Coco Chanel o Yves Saint Laurent. ¿Se acuerdan que el primero que se atrevió a usar falda fue el famoso diseñador Jean Paul Gaultier, en los años 80?. Recordemos que fue toda una revolución. Actualmente, marcas como Gucci y Etro han sido parte de esta tendencia y han recibido diversas ovaciones por sumarse a esta lucha. También Inditex se ha sumado a esta tendencia, sacando piezas unisex en sus colecciones, desarrollando este modelo andrógino que está en boca de todos.

La tendencia también habla de juzgar menos, aceptar más. Los patrones han cambiado. Los hombres pueden usar una camisa de flores, sin que esto determine su orientación sexual; pueden usar prendas de colores pastel, que antes, se pensaba sólo podían usar las féminas, quienes de igual manera, pueden usar un traje sastre o vestirse con prendas oversized. Esta evolución, viene con un cambio social muy fuerte.

Sin duda, la moda sin género revoluciona la industria y el mundo en general, en varios ámbitos y aspectos, dando como resultado una aceptación de las nuevas generaciones que buscan igualdad, libertad y en las que existe un discurso de la diversidad que traen implícito desde que nacieron.

Y no sólo hablamos de las nuevas generaciones en nuestro país, sino en el mundo. La moda se ha convertido en un lenguaje universal que, con ayuda de la tecnología, el internet y las redes sociales, ha podido crear una conversación entre países, culturas y religiones, unificando, de esta manera, la moda en un solo lenguaje.

POR MARÍA DEL MAR BARRIENTOS
MARIMAR.BARRIENTOS@ELHERALDODEMEXICO.COM
@MARIMARBAT

avh 


Compartir