‘Mentí; me vacunaron’

El concierto sanitario neoliberal: vacunas de varias farmacéuticas a disposición de millones de personas y registros sencillos

‘Mentí; me vacunaron’
Carlos Mota / Un montón de plata / Opinión El Heraldo de México

La historia es de una amiga treintañera, de muchas que he escuchado, y sobre cómo logró burlar el cerco de verificación para llevar a su madre a vacunar a Houston desde la Ciudad de México, hace un par de semanas, antes de que le tocara su inoculación en la capital mexicana. Y aprovechando, estando en el viaje, también se vacunó ella.

El registro lo hizo para su madre, mayor de 60 años, en el sitio de internet del gobierno de Texas, en el condado correspondiente a Houston. En Google encontró una dirección de una casa cualquiera, digamos 148 Riverside Rd., y la estableció así. Al llegar a la ventanilla de migración tras aterrizar en Houston el oficial inquirió la naturaleza del viaje. La respuesta fue “venimos a comprar vestidos de gala para un evento”. Para hacer creíble la versión tenían lista una reservación de auto, nombre de las tiendas donde venden vestidos de postín y un hotel reservado a pocos metros de The Galleria, el famoso centro comercial socorrido por los mexicanos que van de compras.

Con sello en el pasaporte dándoles la bienvenida, el siguiente escollo era la vacunación. Pero, ya fue lo de menos. Con el código QR que obtuvieron durante el registro ya en el celular, se dirigieron al estadio en que la señora sería vacunada. Los “siervos de la nación” texana ni se inmutaron. Apenas le preguntaron el nombre, la fecha de nacimiento y le solicitaron el código. En realidad esto último era lo único que les importaba. En pocos minutos estaba vacunada. Gratis.

Luego vino la tormenta del vórtice polar de febrero, lo que las obligó a una estadía mayor a lo planificado. ¿Qué hacemos? “Aprovecha; que te vacunen a ti”, respondió la mamá. Y manos a la obra. Tras una búsqueda en las cadenas de farmacias mi joven amiga se registró, primero en un condado lejano, y luego, en otra sucursal más cercana. Pero, como por prelación de edad no le correspondería recibir la vacuna, hizo “clic” en la pestaña de menores de 60 con alguna condición médica. Pasó sin problema, y en un par de días recibió su dosis, me parece que la de la farmacéutica Moderna.

Ese es el concierto sanitario neoliberal: vacunas de varias farmacéuticas a disposición de millones de personas; líneas aéreas que te vuelan a donde todo mundo quiere ir; registros sencillos; multiplicidad de alternativas a elegir… Y eso que apenas estamos en marzo. A este ritmo pareciera que para el verano la podremos pedir por Amazon y la enviarán con un instructivo de auto inoculación. El capitalismo de libre mercado en su máxima expresión, y sin comprobantes de domicilio.

CONVENCIÓN BANCARIA

El presidente de los banqueros Luis Niño de Rivera confirmó que será un año antes, en 2023, cuando se cubra físicamente el cien por ciento del territorio nacional. En todos los municipios habrá bancos, al menos con corresponsal.

POR CARLOS MOTA
MOTACARLOS100@GMAIL.COM 
WHATSAPP 56-1164-9060

dgp


Compartir