Insensibilidad política

Ted Cruz escapó a Cancún, mientras su estado, Texas, sufría cortes eléctricos en medio de temperaturas inusualmente gélidas

Insensibilidad política
Alejandra Martínez / Rompeolas / Opinión El Heraldo de México

Los republicanos brillan por su falta de sensibilidad política. Esta semana, Ted Cruz, el legislador texano que busca heredar el apoyo de la fiel base de seguidores de Donald Trump, metió la pata.

Cruz es senador por Texas, estado que se ha visto muy afectado por la peor tormenta invernal en décadas; esta semana al menos 4 millones de personas sufrieron cortes eléctricos en medio de temperaturas inusualmente gélidas, hay escasez de agua potable y de gas, cientos han tenido que acudir a refugios y bancos de alimentos.

Autoridades describieron la situación como la peor emergencia en años. El pasado lunes, en una entrevista radiofónica, el republicano llamó a los texanos a quedarse en casa por el duro clima invernal, pero al parecer cambió de opinión y el miércoles fue captado abordando un avión en el aeropuerto internacional George Bush de Houston rumbo a las cálidas aguas de Cancún.

Las fotografías del legislador rápidamente se volvieron virales, y objeto de duras críticas, incluso el grupo demócrata American Bridge solicitó su dimisión, lo que obligó a Cruz a volver, su excusa fue que quiso ser un “buen padre” y que sus niñas deseaban hacer un viaje con amigos, en plena pandemia.

Cruz es considerado un personaje emblemático en el Partido Republicano, ha defendido con uñas y dientes las ideas conspiracionistas de Trump y las denuncias de un supuesto fraude electoral; él espera hacerse del apoyo de los votantes del expresidente, con miras a las elecciones de 2024.

Esta no es la primera vez en que Cruz muestra poco tacto, en 2012, cuando azotó el huracán Sandy, él se opuso a un paquete de ayudas para reconstruir los estados afectados al considerarlo como un “gasto innecesario”.

Ante la condena, la noche del jueves, el senador reconoció que su escapada a las paradisiacas playas de Cancún “obviamente fue un error. En retrospectiva, no lo hubiera hecho”, mientras las voces que piden que entre en cuarentena y renuncie crecen. Hay condena bipartidista.

El medio electrónico The Hill, reveló que Cruz abusó de su posición, recibió ayuda de policías para poder viajar al Aeropuerto, y que su plan era quedarse en Cancún hasta el sábado.

Gilberto Hinojosa, presidente del Partido Demócrata en Texas exigió la expulsión del republicano en caso de que éste se niegue a renunciar.

Más allá del escándalo, probablemente no habrán mayores consecuencias para el senador, de hecho parece seguir los pasos de su mentor Trump, que en su momento se mostró indiferente ante la detención de niños en la frontera, a los ataques con tintes racistas y a las balaceras estudiantiles.

Pero la insensibilidad política no es exclusiva de EU, también cruza la frontera, por ejemplo, con asignaciones por 89 millones de pesos para remodelar un estadio de béisbol en pleno pico del COVID-19 o respondiendo “ya chole” ante reclamos feministas.
 

POR ALEJANDRA MARTÍNEZ
ALEJANDRA.MARTINEZ@ELHERALDODEMEXICO.COM
@ALEJANDRAMTZ_87

jram


Compartir