ALHAJERO

Hace frío en el PAN

Acusa a unos, advierte a otros. Marko Cortés dice resuelto: "Las puertas del PAN están abiertas para entrar y están abiertas para salir..."

OPINIÓN

·
Martha Anaya / Alhajero / Opinión El Heraldo de México

El ambiente es gélido en Acción Nacional. Su recién reelecto dirigente nacional, no guarda mayor consideración ante sus propios compañeros de partido. Acusa a unos, advierte a otros. Suelta sin más: “Las puertas están abiertas para entrar y están abiertas para salir...”

Marko Cortés no acepta que los propios panistas critiquen al albiazul. Para tener ese derecho, advierte, hay que trabajar primero por el partido. Apoyar. La sola mención del nombre de Javier Corral le incomoda: “No tengo noticias de lo que esté pensando hacer”, suelta sin más.

Lo cierto es que, desde hace tiempo, la cúpula panista tenía noticia de los encuentros que sostenía el ya exgobernador de Chihuahua con Dante Delgado. Su tránsito hacia Movimiento Ciudadano asomaba en el horizonte. Pero poco antes de entregar el poder, algo cambió. Según filtraciones del propio Corral, fue invitado por el Presidente de la República a incorporarse a su gobierno. La Fiscalía anticorrupción sería su destino. Pero hasta ahora, ningún movimiento se ha manifestado en ese sentido en la Fiscalía General de la República que preside Gertz Manero.

En cambio, una ola de acusaciones —que incluye el haber convertido la casa de gobierno en un centro de interrogatorios y tortura para actuar contra sus opositores— se ha desatado contra él, de la mano de su sucesora Maru Rojas.

El diálogo entre Marko y Corral simplemente no existe. Santiago Creel, quien hacía las veces de enlace, tampoco ha vuelto a hablar con él. Del senador Gustavo Madero, con trabajos se aguantan de expulsarlo de sus filas.

A Pancho Domínguez, que acaba de entregar muy buenas cuentas como gobernador de Querétaro, Marko ni siquiera lo menciona entre los presidenciables. Le reclama, en cambio, no haberle aceptado hacerse cargo de la coordinación territorial en Durango con vista a las elecciones del próximo año.

El queretano —lo comentó ya públicamente en su tierra— fue invitado por López Obrador a integrarse a su gabinete. Aceptó. Ahora está de vacaciones. A su regreso irá a Palacio Nacional para cerrar la invitación con AMLO.

“Al Presidente no se le dice que no”, adujo ante el propio Cortés, cuando éste le pidió ir a trabajar por el partido. Y le agregó: Yo ya di resultados en mi gobierno, ahora le toca al partido dar resultados...”

Con el exgobernador de Zacatecas, Miguel Márquez, ocurrió algo parecido. Marko lo invitó a ir como delegado en Chihuahua y no aceptó. La razón que esgrimió fue: No quiero pleito con Javier (Corral). El zacatecano no se equivocó. Pero el presidente del PAN lo tomó como una afrenta. Y el frío también se hizo ahí .

•••

GEMAS: Obsequio de la embajada de Estados Unidos: “A partir de principios de noviembre, el @DHSgov permitirá la entrada a viajeros no esenciales con vacunación completa contra el COVID-19 en los puertos de entrada
terrestres”.

POR MARTHA ANAYA
MARTHAMERCEDESA@GMAIL.COM
@MARTHAANAYA

CAR