El mundo que sigue girando

Parece que al menos hay planes de que, durante 2021, los torneos continúen

El mundo que sigue girando
Gustavo Meouchi De Leyenda Opinión El Heraldo de México

El calendario anual de las ligas europeas permite que la reanudación, tras la pequeña pausa de los festejos navideños, sea emocionante. Los favoritos se perfilan con claridad tras varios meses de competición, y en cada encuentro los equipos se juegan más, de cara a la conclusión de los torneos. En esta ocasión ese efecto es más disfrutable, sobre todo si consideramos que, aunque no queramos pensarlo, la amenaza de una nueva suspensión deportiva se cierne sobre todos.

Pero seamos optimistas y concentrémonos en el estado actual de las cosas.

Los ingleses abrieron con sorpresas interesantes y emotivas. Pocos reflejos de la pasión por el futbol como las lágrimas de Ralph Hasenhüttl, entrenador del modesto Southampton, que le sacó el 1-0 al Liverpool el pasado 4 de enero. Y es que así debe ser el deporte, un espacio donde las fuerzas cotidianas, esas que definen el resto de la vida, se anulen e igualen. Donde el esfuerzo sostenido y la habilidad puedan decidir el resultado. Si alguna vez quieren explicarle a alguien porque aman este deporte, muéstrenle esa escena, por favor.

Ese resultado le complica la competición al actual campeón. Con el Liverpool, están a la cabeza de los pronósticos el Manchester United, con un gran Bruno Fernández manejando los hilos del equipo; el Leicester City, que este año está determinado a ser protagonista; el Tottenham de Mourinho, que ha encontrado en Kane y Song un dúo letal, y el Manchester City de Guardiola, que en días pasados bailó literalmente al Chelsea de Frank Lampard, quien se tambalea en su puesto de entrenador.

En la Liga española el favorito es el Atlético de Madrid del Cholo Simeone, que ha sido muy consistente durante todo el torneo. Es cierto que en la tabla el Real Madrid está a sólo dos puntos, pero los colchoneros jugarán dos partidos pendientes más y, de ganarlos, se separarían 8 puntos de los merengues.

La Real Sociedad ha bajado su nivel, tras un muy buen arranque, pero sigue en la lucha desde el tercer puesto. El Villarreal de Unai Emery ocupa el cuarto, jugando un gran futbol, como nos tienen acostumbrados los equipos de este entrenador vasco.

Barcelona es el quinto. Su inicio de temporada fue un desastre, diciéndolo con generosidad. Durante lustros fue impensable que ocupara esa posición en la tabla y ahora no puede remontar. Ronald Koeman no ha encontrado la clave para ordenar a un cúmulo de estrellas (nuevas y consolidadas) que, en lugar de brillar, se eclipsan unas a otras, opacándose y hasta estorbándose. En teoría, la plantilla del Barça está llamada a ser un éxito insuperable, pero en la cancha le cuesta anotar goles y se los hacen con facilidad. Y Messi no pasa por su mejor momento ni futbolístico ni anímico.

En la Liga italiana manda el Milan. Tras muchos años de esfuerzo, es un gusto ver a los rossoneros liderar la tabla, guiados por un “renacido” Zlatan Ibrahimovic. En segundo lugar, está su acérrimo rival y el equipo con quien comparte estadio: el Inter de Milán que, aunque no inició del todo bien, dirigido por Antonio Conte, ha encontrado estabilidad a través de su gran defensa y su dupla goleadora Lukaku-Lautaro.

La Roma, el Napoli y la Juventus, ni más ni menos, les siguen. Napoli que ha establecido con Gennaro Gatusso un juego de equilibrio entre defensa y ataque, con un Chucky Lozano cada vez más enchufado y con un Lorenzo Insigne tomando las riendas del equipo.

La Juventus no ha sido la de otros torneos en los que pelea desde la cima, pero con Cristiano Ronaldo, activado y goleador, podrá contender por el título.

El 2021 abre con muchas expectativas y empuje, así que a disfrutar. Feliz año a todos.

 

POR GUSTAVO MEOUCHI
COLABORADOR
@GMOSHY67


Compartir