6.5 millones de mexicanos buscan empleo

Son tres millones de mexicanos que buscan empleo y no lo encuentran, además de otros tres millones y medio que se encuentran subocupados

6.5 millones de mexicanos buscan empleo
Fausto Barajas/ Colaborador/ Opinión El Heraldo de México

La pandemia y el mal manejo de la economía por parte del presidente López Obrador nos ha llevado al peor escenario. Los hospitales, crematorios y cementerios están llenos, mientras que las oficinas, comercios y fábricas se vacían.

Son tres millones de mexicanos que buscan empleo y no lo encuentran, además de otros tres millones y medio que se encuentran subocupados. En 2019, antes del coronavirus, México ya se encontraba en recesión económica.

La población ocupada en diciembre de ese año alcazaba los 56 millones de personas. Sin embargo, para diciembre de 2020 ha bajado a 52.8 millones. Más de 3 millones de mexicanos que se quedaron sin empleo, ante la ausencia de medidas gubernamentales que se enfocaran en la preservación y recuperación del empleo.

El presidente de Uganda, Yuweri Musevini tiene 35 años en el poder, López Obrador lleva solo dos. El primero ha gobernado con la lógica de un partido único; el segundo trabaja afanosamente para que su partido sea el único. En algo se parecen mucho: ambos encabezan los gobiernos que menos apoyaron a su sociedad durante la pandemia.

Mientras Uganda y México apoyaron con solo 1% del PIB, países como Perú y Brasil aportaron 15 por ciento, mientras que Alemania e Italia se acercaron al 40 por ciento. La falta de apoyos del gobierno para los trabajadores también se ha notado con el crecimiento de 90 por ciento de la subocupación, al pasar de 4 millones a 7.5 millones de mexicanos que tienen la necesidad y la disponibilidad de trabajar más horas de lo que su ocupación actual les permite.

Los mexicanos con educación media superior o superior son los que más han sufrido la subocupación, 4 de cada 10 subocupados tienen ese nivel de estudios. En diciembre de 2019 eran 1.2 millones, pero se multiplicaron 2.2 veces para llegar a los 2.7 millones en diciembre de 2020.

El gobierno tiene la oportunidad y los medios para abonar en la corrección de esta situación de desempleo y subocupación; que de no atenderse se volverá un problema de larga duración. Sin erogar un peso, el gobierno puede recuperar parte de la certidumbre perdida que requieren los inversionistas.

Tiene en puerta la opción de reactivar las subastas eléctricas y recomponer las disposiciones normativas que den el atractivo a México como destino de inversiones en energías limpias y de otros sectores. Esto también le permitiría desactivar conflictos potenciales con el nuevo gobierno del presidente Biden.

También puede redireccionar el presupuesto con la cancelación de obras inviables como la refinería, el tren maya o el aeropuerto de Santa Lucía. Esto liberaría más de 100 mil millones de pesos que se podrían inyectar en obras de infraestructura de alta liquidez como las de conservación y modernización de carreteras o la construcción y ampliación de infraestructura de agua, hospitales, vialidades y transporte.

Estas acciones podrían ayudar a la economía en general, en especial al sector de la construcción, donde se perdió uno de cada cinco empleos.

Las familias mexicanas están en un proceso de empobrecimiento que se traduce en la reducción del mercado interno. El gobierno tiene los instrumentos legales y el dinero para apoyarlas y así mejorar las posibilidades de 6.5 millones de mexicanos que hoy requieren un empleo para poner comida en la mesa familiar.

 

POR FAUSTO BARAJAS
ESPECIALISTA EN INFRAESTRUCTURA
@FAUSTOBARAJAS

Si necesitas asesoría en cuanto a pruebas para la detección de COVID-19, envía un WhatsApp a JLN Labs (55 3026 0609) y agenda tu cita para que te visiten a domicilio y te hagan la prueba.


Compartir