Quien controla la historia, controla la realidad

Robert O’Brien advirtió al presidente Trump que la pandemia Covid-19 sería la mayor amenaza a la seguridad nacional que él enfrentaría como mandatario

Quien controla la historia, controla la realidad
Óscar Sandoval / Columna invitada / Opinión El Heraldo de México

Con la vacuna llegan buenas noticias para las personas, la economía y los gobernantes. Sin embargo, el ciclo histórico de la pandemia no concluye ahí.

Irremediablemente vendrá la evaluación médica global de cómo actuaron cada uno de los países y los funcionarios públicos encargados de salvaguardar, dentro de lo posible, la salud. Pero antes, observaremos los análisis periodísticos acerca de cómo reaccionaron y accionaron los gobiernos frente a este reto.

La respuesta fácil plagada de justificación que puede dar cualquier gobierno tiene en ella elixir y veneno: “nadie estaba preparado”.

Elixir porque le resta culpas al gobierno en curso. En México así lo muestran los datos de Colectivo Voto en el que señalan que 64% de los encuestados considera que México iba muy bien hasta que llegó la pandemia.

Veneno por tres motivos: primero, “mal de muchos, consuelo de tontos”; segundo, porque una parte fundamental de gobernar es prever crisis por más increíbles que estas sean. Tercero, porque la verdad siempre sale a flote y con el tiempo sabremos si las muertes son consecuencia de lo inevitable o de la irresponsabilidad con la algunos actúan frente a la pandemia.

 

La prestigiada revista The New Yorker publicó un interesantísimo reportaje escrito por Lawrence Wright en el que analiza el devenir de los sucesos en instancias clave del enramado político institucional norteamericano.

Llama la atención un dato clave: la administración Obama entregó el documento “Respuesta temprana a amenazas y emergencias infecciosas de altas consecuencias e incidentes biológicos” en el que señala que los virus respiratorios se encuentran entre los más peligrosos.

Ahí también se anticipa que los cubrebocas N95 tendrían poca oferta y se informa que a pesar de que este documento no se hizo público, el Congreso norteamericano tenía conocimiento.

También relata que el 28 de enero el asesor de seguridad nacional Robert O’Brien advirtió al presidente Trump que la pandemia #Covid-19 “sería la mayor amenaza a la seguridad nacional que él enfrentaría como presidente”.

Es cierto, esto se suma a diversas presuntas irresponsabilidades del presidente Trump en el ejercicio de su mandato que lo tienen a menos de una semana de concluir su Administración en un proceso de impeachment. También lo es que esto es advertencia para los gobiernos de todos los países, aunque seguramente la vanidad del poder no va a permitir a muchos escucharla.

Llegamos al momento de la pandemia en el que las muertes pasaron de ser contadas como tornillos en la tlapalería en la conferencia en la que el subsecretario López Gatell sale a buscar popularidad, a aquella en el que todos conocemos al menos a alguien que ha muerto por #Covid-19.

La magia de la comunicación es que nos permite cambiar percepciones, la de la historia es que pone a cada cual en su lugar, sobre todo en los tiempos en los que la transparencia no depende de cuántas veces la repita un político, sino de la rapidez con la que hoy, en los tiempos de las benditas redes sociales, decanta los hechos sobre los dichos.

POR ÓSCAR SANDOVAL
CONSULTOR, SOCIO DE 27 PIVOT
OSANDOVALSAENZ@27PIVOT.COM
@OSANDOVALSAENZ


Compartir