Más pruebas rápidas

Para salir del semáforo rojo se debe ampliar la aplicación de pruebas rápidas para tratar de frenar los contagios

Más pruebas rápidas
Rogelio Varela/ Corporativo / Opinión El Heraldo de México

El recrudecimiento de la pandemia del coronavirus obliga a ampliar la aplicación de pruebas rápidas para tratar de cortar la cadena de contagios.

La realidad es que con más de 1.3 millones de contagios y 118 mil decesos,  estamos en la parte más alta de la crisis sanitaria, de ahí que la industria farmacéutica ha ampliado las alternativas para tratar de conocer la velocidad de los contagios.

Queda claro que el correcto uso de las pruebas rápidas será fundamental en las próximas semanas para normalizar la actividad productiva, en especial en las zonas del país que están ahora bajo semáforo rojo y ya varios especialistas están recomendando la aplicación de pruebas de manera sistemática a sus empleados.

Es en este sentido, la firma coreana SD Biosensor desarrolló la prueba Standard Q AG para detectar de manera temprana la infección por COVID-19, misma que cuenta con el aval de la OMS, y que en México acaba de ser aprobada por la Cofrepris, al frente de José Alonso Novelo Baeza.

Se trata de una prueba con un nivel de especificidad de 100 por ciento, de acuerdo con evaluaciones del Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE); y de las tres pruebas rápidas que actualmente cuentan con permiso para ser comercializadas en nuestro país, ésta es la que obtuvo los mejores resultados.

En México, la prueba es distribuida por la empresa Kana Undesa, de Fernando Godoy, y PMI, de Mauricio Villanueva, las cuales unieron su experiencia de 15 años en el ramo farmacéutico para realizar este proyecto.

Otra ventaja de esta evaluación, además de la rapidez del diagnóstico, es su bajo costo y la facilidad para llevarla a lugares en zonas alejadas de las grandes ciudades.

A través de un código QR, las personas que se realicen el examen podrán descargar una guía que contiene acciones concretas a seguir, dependiendo del resultado obtenido, ofreciendo una orientación valiosa para el usuario final.

La efectividad de la prueba se constató en miles de personas que se la aplicaron en Corea del Sur y China, quienes en 15 minutos posteriores a su aplicación se pudieron enterar si eran o no positivos a COVID-19, y de ahí saltó su demanda a Brasil, España, Eslovaquia e India.

Como le digo, la utilidad de las pruebas rápidas ha quedado demostrado y es urgente tratar de romper cuanto antes la cadena de contagios.

LA RUTA DEL DINERO

La pandemia ha acelerado el crecimiento del ecosistema digital en el mercado financiero, donde se fortalecen los jugadores más grandes. Por lo pronto, la fintech mexicana Konfío acaba de anunciar la compra de Gestionix, una startup que desarrolla y ofrece sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP, por sus siglas en inglés) basados en soluciones en la nube y enfocados a atender la gestión de las Pymes. No es la primera vez que Konfío, al mando de David Arana, sale de compras, ya que a finales de 2019 sumó a sus filas a Astro, plataforma creada para centralizar el manejo de la operatividad digital.

POR ROGELIO VARELA
ROGELIOVARELA@HOTMAIL.COM
@CORPO_VARELA


Compartir