La simulación y las malas formas

Los morenistas en el poder pecan también de una soberbia absoluta y de malas formas

La simulación y las malas formas
Verónica Malo Guzmán / Tres en Raya / Opinión El Heraldo de México

Cada gobierno tiene su impronta particular. El de Fox fue en parte en razón de aquel vocero, ese que debía explicar todo lo que decía el ranchero enamorado. El de Calderón fue por ‘Timbiriche’, pues algún exintegrante de aquella banda juvenil formaba parte del grupo de asesores de Presidencia. El de Peña Nieto, la bestialidad inaudita del presidente, de la cual todos nos burlamos pero sin que nunca se quejara en público de cómo le llamábamos.

La administración de la 4T podría ser llamada ‘gobierno de la simulación’, donde se promete todo para no cumplir nada. En el discurso vamos muy bien, aunque en realidad padezcamos un sistema de salud rebasado y con un desabasto de medicinas de dimensiones épicas. Se dinamita la inversión y se privilegian los programas clientelares. Uno donde la presunción de “primero los pobres” es porque son los primeros en sufrir el azote de los embates de la naturaleza y del gobierno.

Y también por aquello del batidillo parecido a las batallas campales que se están dando al interior del partido en el poder con objeto de quedarse con— perdón, para obtener— las candidaturas a gobernadores y demás puestos de elección popular del próximo año.

Empezó abiertamente con Nuevo León, donde la unción de Clara Luz Flores se tuvo que retrasar dadas las manifestaciones en contra. Siguió de forma manifiesta en Guerrero; ahí todavía no pueden apagar los fuegos surgidos por la designación de Amilcar Sandoval, el “hermanísimo” de la zarina anti-corrupción Irma Eréndira.

Hay otro que se ha dado en Zacatecas. David Monreal, el también hermano del líder de la bancada morenista en el Senado, ya es el candidato designado a la gubernatura por ese estado. Para llegar a ello hubo reyertas con golpes y patadas afuera de la sede del Regeneración Nacional. Y por lo visto este show de navajas y peleas soterradas continuará en Michoacán.

Pero no es lo único. Los morenistas en el poder pecan también de una soberbia absoluta y de malas formas. Sus dichos y respuestas se acercan más a quien oculta algo, a una persona que está a la defensiva más que a un servidor público. La manera en que diferentes integrantes de la 4T contestan en sus redes sociales demuestra el desdén que tienen hacia su investidura y/o la ignorancia de sus funciones.

La última joya en un largo engaste de las mismas es el comentario en redes de la subsecretaria para Asuntos Multilaterales y DDHH de la cancillería, Martha Delgado, quien se supone es diplomática y sabe que la forma es fondo. ¡Pues lo olvidó! La respuesta que dio en Twitter al doctor Xavier Tello es deplorable. No solo eso, utilizó hasta un emoticón que significa ‘¡qué flojera!’ en su comunicación.

Más allá de que la pregunta fue formulada respetuosamente, su deber como servidora pública es contestar de forma formal a las peticiones de información realizadas por los ciudadanos. Sin embargo, lo vertido por la subsecretaria de asemeja más a una contestación a la defensiva, evadiendo la respuesta requerida y dando una información que no contesta la interrogante. Ello termina por generar más incertidumbre que certeza sobre un tema tan importante y delicado como son las vacunas anti Covid para la población mexicana.

Una simulación más de la 4T. No sabe o no quiere informar cuándo y cómo llegarán las vacunas. Con lo fácil que sería contestar: “por cuestiones de seguridad, esa información aún no se puede facilitar”. Pero no, es mejor responder a la defensiva, arguyendo lo que no hay por qué debatir, a menos que, claro está, su contestación sea porque en realidad no tiene la menor idea de lo que le preguntan.

Tristemente, como todo en este gobierno, los que queda al final son solo la simulación y las malas formas.

POR VERÓNICA MALO
VERONICAMALOGUZMAN@GMAIL.COM


Compartir