INE y TEPJF aseguran que el fraude electoral quedó en el pasado

Ante observadores extranjeros, Lorenzo Córdova y José Luis Vargas garantizan que la democracia está firme, pese a embates y amenazas

INE y TEPJF aseguran que el fraude electoral quedó en el pasado
CUSTODIA. El equipo de consejeros electorales, encabezado por Lorenzo Córdova, se reportó listo para los comicios del domingo. Foto: Cuartoscuro

De cara a las elecciones de este domingo, los presidentes del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), José Luis Vargas Valdez, y del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, sostuvieron ante observadores extranjeros que a pesar de embates y amenazas, la democracia está firme y el fraude electoral es cosa del pasado.

Durante el foro informativo para visitantes de otras naciones, el presidente del INE afirmó que en México se han conjurado —gracias a un esfuerzo acumulado y reformas electorales— las posibilidades de un fraude en las elecciones.

“Estoy seguro de que podemos seguir mejorando mecanismos y procedimientos de nuestro sistema electoral, pero el fraude y sus prácticas son cosas del pasado, son piezas del museo de la deshonra política, a donde la ciudadanía las ha enviado gracias a las reglas e instituciones que hemos diseñado, mantenido y fortalecido a lo largo de décadas”, expuso.

Córdova Vianello manifestó que en el país el fraude electoral se acotó desde el momento en que se logró eliminar los factores de arbitrariedad en elecciones y dotar de autonomía plena a las autoridades electorales, frente a la intromisión de actores políticos.

A pesar de ello, señaló que, desde hace algunos años, la democracia ha estado bajo serios procesos de “tensión y amenaza”, algunos de los cuales se agudizaron en los tiempos de pandemia.

El magistrado presidente del TEPJF, José Luis Vargas, coincidió en que, ante las amenazas a sistemas democráticos, se ha actuado con prontitud. Y ahondó que el INE y Tribunal han venido trabajando a favor de los derechos de la ciudadanía, por lo que “es su mejor carta de presentación frente a cualquier embate político para su disolución”.

Dejó en firme que la independencia del Tribunal Electoral no es negociable, ya que “ninguna fuerza política o interés particular pueden perjudicarla”.

“El Tribunal asume con orgullo y responsabilidad la irrenunciable encomienda que le han conferido los mexicanos, de salvaguardar el régimen democrático para preservar el Estado de Derecho”, subrayó.

CON AVAL DE PARTIDOS

Los partidos también hicieron lo propio y aprobaron, junto con el INE, el Padrón Electoral, el cual se considera como el más grande de la historia, con 93.5 millones de ciudadanos con posibilidades de votar.

Los institutos políticos también desplegarán a un ejército de dos millones 506 mil 419 ciudadanos como representantes para vigilar las casillas este domingo 6 de junio.

Por Misael Zavala

PAL


Compartir