Exigen trabajadores de eventos sociales de Morelia les dejen laborar tras un año de cierre por el Covid-19

“Abrimos o morimos” fue la consigna con la que cientos de trabajadores se manifestaron en la capital michoacana

Exigen trabajadores de eventos sociales de Morelia les dejen laborar tras un año de cierre por el Covid-19
Los manifestantes se reunieron con la secretaria del Ayuntamiento, Mónica Ayala García. Foto: Especial

Bajo la premisa “abrimos o morimos” cientos de trabajadores de eventos sociales, entre músicos, meseros, dueños de salones de fiestas, sonideros, artistas de entretenimiento y demás empleado del ámbito festivo se manifestaron en el ayuntamiento de Morelia exigiendo la reapertura de sus espacios y el permiso para ofrecer sus servicios, tras casi un año de estar cerrados por la pandemia del Covid-19.

José Díaz Flores, mejor conocido como el payaso “Sonrisas” refirió que tras la cancelación de todas sus presentaciones desde marzo del año pasado, la crisis económica es tanta que tuvo que recurrir a los cruces peatonales, a trabajar en las calles para sacar la jornada diaria y los alimentos para su familia, esta es la situación en la que viven cientos de morelianos.

El representante de los quejosos, Sergio García Cedeño aseguró que tras un año del cierre y prohibición de la realización de eventos públicos y privados, a causa de la pandemia del Covid-19, el 25 por ciento de los mil salones de fiestas que ofrecían la renta de sus servicios cerraron sus puertas de manera definitiva, mientras que aquellos que se mantienen de pie luchan por evitar la bancarrota.

"Hemos estado cerrados demasiado tiempo, nos han pedido paciencia pero no vemos soluciones, (...) nos piden que esperemos mientras nos toca vender nuestras pertenencias para llevar comida a nuestras casas, al tiempo que bares y restaurantes se les permite abrir sin mayores inconvenientes", aseveró.

García Cendejas denunció que, tras los últimos acuerdos del Comité Municipal de Salud, se permitió la apertura de todo tipo de giros comerciales inclusive bares y antros con aforos del 50 por ciento, mientras que los eventos masivos de carácter privado como bodas, quince años y hasta cumpleaños continúan prohibidos aún con espacios amplios para la realización de los mismos.

Señaló que los trabajadores que representa han sido testigos de cómo en otros espacios, que sí tienen permitido abrir, se realizan eventos masivos, a los cuales las autoridades se hacen de la "vista gorda", pues aun cuando llegan a ahuyentar a la ciudadanía que ahí se reúne no hay sanciones, ni multas.

"Exigimos piso parejo, porque si yo abro a mí me multan y me quitan mi licencia, pero si los bares están a reventar a la hora que sea, los inspectores hacen caso omiso, no les importante, o de plano lo tienen pactado”, sentenció.

Ante dichas inconformidades y exigencias, cientos de morelianos marcharon desde el Obelisco a Lázaro Cárdenas con rumbo a Palacio Municipal, entre risas, bailes y con el cuidado de todas las medidas sanitarias los quejosos arribaron al ayuntamiento capitalino de manera pacífica para una reunión con la titular de la Secretaria del Ayuntamiento, Mónica Ayala García.

En la junta con ambas partes, la funcionaria municipal se comprometió a revisar los protocolos sanitarios con los que podrían permitir la apertura de los servicios para fiestas y aseguró que se reunirán de nueva cuenta el próximo jueves 04 de marzo para brindarles una respuesta definitiva a su petición.

Por Paola Mendoza

CBC 


Compartir