Aumenta número de migrantes en Tijuana que solicitan asilo a Estados Unidos

Los migrantes, en su mayoría centroamericanos, acampan en la zona de “El Chaparral” con la esperanza de recibir asilo en EU

Aumenta número de migrantes en Tijuana que solicitan asilo a Estados Unidos
Aumenta el número de migrantes en la zona de "El Chaparral" en Tijuana, Baja California. Foto: AFP

En las últimas horas las autoridades locales de Tijuana, Baja California, han informado que el número de migrantes instalados con casas de campaña en la zona de la garita de “El Chaparral” para pedir asilo en los Estados Unidos, ha aumentado considerablemente, lo que ha generado alerta tanto para las autoridades sanitarias, como para las de seguridad, debido a que se ha detectado movimiento de “polleros” en la zona y para evitar contagios masivos por Covid-19.

La zona que ha sido ocupada desde hace varios días, registra un aumento de tránsito de personas (cerca de 250 personas) quienes desesperados por no recibir una respuesta por parte del gobierno de Joe Biden, deambulan entre las calles pidiendo comida, apoyo a los tijuanenses y en algunos momentos han intentado cruzar por la fuerza hacia Estados Unidos movidos por la ansiedad y preocupación.  

Además de la desesperación por no poder cruzar al vecino país, también se han detectado pequeños grupos de los llamados “polleros”, que tratan de engañar a los migrantes para quitarles los pocos recursos que tienen con la falsa promesa de ayudarlos a pasar al “otro lado”.

Al sitio han llegado grupos de activistas que luchan en favor de los migrantes para apoyarlos con comida, enseres de limpieza, ropa y lo más importante, los auxilian para brindarles información respecto a su situación, ya que al no ser parte del Protocolo de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés) o Permanecer en México, su situación legal es muy complicada.

Temor por polleros y contagios por Covid-19

Los migrantes también son vigilados y auxiliados por las autoridades del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en Tijuana, debido a que pueden ser presas de los traficantes de personas y son susceptibles a contraer el virus Sars-Cov2 por las aglomeraciones en espacios cerrados.

La alcaldesa de Tijuana, Karla Ruiz Macfarland, señaló que desde el momento que tuvieron conocimiento del campamento de migrantes en “El Chaparral”, se les ha brindado atención tanto por parte del DIF como de otras dependencias municipales para resguardar su integridad e incluso los han invitado a que vayan a los albergues destinados para migrantes en la ciudad, pero muy pocos han hecho caso a la petición.

Los migrantes mientras tanto, soportan el calor abrazante durante el día, el frío intenso en la madrugada, la carencia de baños portátiles y zonas para asearse, lo que podría ocasionar un brote por Covid-19 en la zona. 

Al respecto la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHBC) solicitó al gobierno de Jaime Bonilla Valdez, a la subsecretaría de asuntos migratorios, y al DIF estatal, colocar un filtro sanitario en la garita, así como proveer seguridad, y difundir información en inglés, español y francés a los migrantes.

La CEDHBC también pidió a las autoridades que se instalen baños portátiles en el sitio, con el fin de que las personas permanezcan en el cruce fronterizo en condiciones dignas.

BAR


Compartir