Usan danza para manifestarse en contra del acoso

Daniela del río emplea desde 2019 un estilo de baile para exigir el respeto a los derechos

Usan danza para manifestarse en contra del acoso
RECLAMO. Hace casi dos años, en la Universidad Autónoma de NL, se sumó a la manifestación para denunciar a un maestro. Foto: Especial

Tras ser objeto de burlas por bailar frente a maestros y alumnos para denunciar el acoso escolar, Daniela del Río, oriunda de Nuevo León, mejor conocida por el performance Bailo por todas, se convirtió en un ejemplo de valentía que llevó a más mujeres a aprender vogue, una danza política y de autoexpresión que arropó la comunidad LGBT+ para exigir respeto a sus derechos. 

“Había un profesor al que estábamos denunciando. Tenía ya varias acusaciones en su contra y los directivos no hicieron nada. Fue un momento de desesperación, y en ese momento estaba aprendiendo Vogue. Mis movimientos fueron muy burdos, pero lo hice para hacer visible el problema”, dijo Rosa Venus de Apocalipstick, el nombre artístico de Daniela. 

El 30 de marzo de 2019, la joven irrumpió en una asamblea de estudiantes y profesores para bailar al centro del lugar a falta de una respuesta de las autoridades, al acoso de un profesor de lenguas llamado Aldrich, quien tenía varias acusaciones por intentar tomar fotos íntimas de sus alumnas. 

El video de su performance, que fue el más visto a nivel nacional en 2019, aunado al esfuerzo de sus compañeras, que juntaron firmas para la destitución del docente, lograron su suspensión; sin embargo, el maestro se mantuvo en las filas de la Facultad de Artes Visuales de la Universidad Autónoma de Nuevo León hasta febrero de 2020, casi un año después de las más de 30 denuncias en su contra. 

Daniela aseguró haber utilizado su cuerpo como una forma de expresión ante la omisión. Explicó que el vogue, la técnica que usó para pronunciarse contra la violencia, es un baile que se caracteriza por imitar poses exageradas de alta moda, e incluso se llegan a arreglar disputas a través de la danza. 

“Usé mi cuerpo para expresar mis sentimientos. Nadie puede minimizarme por la forma en que yo decido expresarme”, mencionó, e insistió que en los voguers halló una comunidad que la respalda. 

 

Por Frida Valencia
lctl
 


Compartir