VIDEO: Sorprendentes conejos mutantes caminan en dos patas

Este fenómeno de la naturaleza fue registrado por primera vez en Francia durante el año 1935.

VIDEO: Sorprendentes conejos mutantes caminan en dos patas
conejos mutantes. Una especie de conejos no puede saltar y camina sobre sus patas delanteras

Estos conejos no pueden saltar como lo hacen otros debido a una  mutación genética. Por eso tienen que caminar sobre sus dos patas delanteras.

Otros conejos se impulsan con sus patas traseras en el piso para poder saltar, sin embargo, la especie d´Alfort es la excepción.

Ellos depositan su peso en las patas delanteras para poder caminar. Este fenómeno de la naturaleza fue registrado por primera vez en Francia durante el año 1935.

Fue un veterinario francés quien descubrió a esta especie y los llamó “conejos acróbatas”. En ese entonces no había grandes opciones para descifrar el porqué de su comportamiento.

¿Conejos mutantes?

Actualmente, los investigadores encontraron que esa forma de caminar se debe a una mutación genética en la especie. El cambio ocasiona que funcionen de forma incorrecta las células nerviosas relacionadas con un grupo de músculos.

El estudio reveló que esa es la clave para que los conejos puedan caminar de forma equilibrada. Investigadores de la Universidad de Uppsala continúan estudiando el caso, pues aseguran que podría demostrar el funcionamiento de las conexiones nerviosas con el resto de su cuerpo.

A estos conejos les afecta su sistema motriz, lo que les impide saltar por el mal funcionamiento que existe en sus músculos encargados para ello.

El genetista, Leif Andersson, de la Universidad de Uppsala dijo a Science News que esta investigación contribuye a “nuestro conocimiento básico sobre una función muy importante en los seres humanos y todos los animales: ¿cómo podemos movernos?”.

Se le llama “marcha” a la forma en que camina un animal y, aunque pudiera parecer simple y común, en realidad, es un proceso complicado.

Implica que varios grupos de músculos trabajen juntos para lograr un equilibrio, mantenerlo y ajustar la velocidad necesaria para lograr cada tipo de movimiento.

Por eso el caso de los conejos acróbatas sienta un precedente al análisis del movimiento del cuerpo de algunos animales y del ser humano.

chp


Compartir