¿Podrías vivir bajo el clima de Marte? NASA revela las condiciones de ese planeta

Por ejemplo, en Marte hace muchísimo frío siempre, pero la ventaja es que las personas y las cosas pesan menos.

¿Podrías vivir bajo el clima de Marte? NASA revela las condiciones de ese planeta
Las condiciones son un poco extremas. Foto: Especial.

La NASA publicó detalles sobre las características de Marte, donde la agencia espacial estadounidense está desarrollando una misión para determinar si en ese lugar hubo vida microbiana hace millones de años, para dar una idea de lo que sería para los humanos vivir en el suelo marciano. 

Gracias a los datos del Perseverance, que aterrizó con éxito en la superficie marciana el pasado 18 de febrero y que se labora en un cráter de impacto que tiene aproximadamente 35 kilómetros de diámetro en el hemisferio norte, se sabe que la temperatura está alrededor de los menos 20 grados Celsius, aunque puede descender hasta los menos 25.6 grados.

Pero ese es un buen escenario, porque al amanecer la temperatura oscila entre los 22 y los 84 grados Celsius bajo cero y esto sucede diariamente entre las 6:02 y las 6:05 horas del tiempo en la Tierra. Estos datos serán usados para determinar si hubo vida microbiana o de cualquier tipo hace millones de años.

¿Pesaría lo mismo una persona en la Tierra y en Marte?

El peso de los objetos o personas en la superficie marciana no es el mismo que en la Tierra, pues los expertos aseguraron que el peso real sería mucho más liviano en Marte que en la Tierra. Por ejemplo, un humano de 50 kilos pesaría solamente 19 kilos en Marte, lo que representa casi el 38 % del peso total. 

Lo anterior se explica por el efecto de la masa en la fuerza gravitacional que se ejerce sobre los cuerpos. Además, la NASA explicó que la masa del planeta rojo representa apenas un décimo de la que tiene nuestro hogar., lo que genera que haya mucha menos gravedad.

Entre los planes de la NASA en el transcurso de la presente década está enviar astronautas a la Luna y a Marte, al cual quieren llegar en la década de los 2030, usando al satélite natural como una base. En tanto, el equipamiento se prevé que las muestras tomadas por el Perseverance se puedan llevar a la Tierra para su respectivo análisis en 2030, justo antes de que las misiones humanas salgan rumbo al vecino rojo.

msb


Compartir