SEÑORA DE LAS PLANTAS

Flor de loto: así puedes cultivarla en agua para llenar tu hogar de una energía purificadora

Esta es una de las flores más apreciadas gracias a su belleza y múltiples significados energéticos, y creciendo en ambientes acuáticos es muy fácil reproducirla

ESTILO DE VIDA

·
Esta flor es una de las más amadas por distintas culturas.Créditos: Pinterest

En el mundo de la jardinería existen muchas especies de plantas que toman sus nutrientes de la tierra, pero hay algunas otras que sólo necesitan mucha agua para poder crecer de manera correcta. En el enorme espectro de las flores acuáticas existe una en especial que ha capturado la atención de diversas culturas, ya que gracias a su impresionante belleza y profundos significados, la flor de loto despierta fascinación y reverencia en todo el mundo.

¿Cómo cultivar flor de loto de manera casera?

Las cualidades de estas flores no se limitan a lo simbólico, debido a que también cuentan con una fragancia distintiva, y sus semillas, famosas por su longevidad y habilidad para germinar incluso después de siglos, son testimonio de su resistencia y persistencia en la naturaleza. Si tú también sientes el deseo de tener estas maravillosas flores en tu jardín o incluso dentro de tu hogar, te invito a explorar esta guía sobre el cultivo de lotos a partir de semillas.

Sigue leyendo:

¿Qué significa que te regalen rosas el 14 de febrero?

Jardines colgantes, así puedes hacer uno en casa sin gastar mucho

Las flores acuáticas, veneradas en numerosas culturas a lo largo de la historia, no solo deslumbran por su impresionante belleza, sino que también están cargadas de significados arraigados a lo largo de los siglos, convirtiéndolas en un auténtico tesoro botánico.
Fotografía: Pinterest.
  1. Adquisición de semillas: compra semillas de loto en una tienda de jardinería y asegúrate de seleccionar semillas frescas y saludables para un mejor resultado.
  2. Preparación de las semillas: antes de plantarlas, es recomendable abrir ligeramente la cáscara exterior de las semillas. Usa una lima de metal suave para raspar suavemente la superficie exterior, teniendo cuidado de no dañar el embrión interno.
  3. Germinación de las semillas: coloca las semillas preparadas en un recipiente con agua y espera a que germinen. Se sugiere poner varias semillas en el recipiente para aumentar las posibilidades de éxito.
  4. Trasplante a la maceta: una vez que las semillas hayan germinado y alcanzado al menos ocho centímetros de longitud, trasplántalas a una maceta especial para plantas acuáticas; asegúrate de que la maceta no tenga agujeros de drenaje y llena aproximadamente el 30% de la maceta con tierra especial para plantas acuáticas.
  5. Colocación de las semillas: coloca las semillas germinadas en el fondo de la maceta, sin enterrarlas demasiado. Agrega un poco de tierra para fijarlas en su lugar.
  6. Cuidado de la planta: asegúrate de mantener la temperatura del agua por encima de los 21°C, ya que el loto no tolera el frío. Proporciona al menos cinco horas de luz directa al día una vez que la planta sea adulta. Cambia regularmente el agua para evitar la proliferación de insectos o enfermedades que puedan dañar la planta.
  7. Tiempo de floración: ten paciencia, ya que puede tardar hasta un año antes de que la planta de loto comience a producir sus famosas y fragantes flores.
Siguiendo estos pasos y brindando el cuidado adecuado, podrás disfrutar de la belleza y la serenidad de las flores de loto en tu propio hogar.
Fotografía: Pinterest.

¿Cómo cuidar la flor de loto para que dure mucho tiempo?

  • Luz y temperatura: coloca la planta de loto en un lugar donde reciba al menos cinco horas de luz directa al día y asegúrate de mantener la temperatura del agua por encima de los 21°C, ya que el loto no tolera el frío. Evita exponer la planta a corrientes de aire frío o caliente.
  • Cambio de agua: cambia el agua regularmente para mantenerla limpia y fresca, ya que el agua estancada puede propiciar el crecimiento de bacterias y algas, lo que puede afectar la salud de la planta y acortar la vida de las flores.
  • Nutrición: utiliza un fertilizante específico para plantas acuáticas para proporcionar los nutrientes necesarios a la flor de loto. Sigue las instrucciones del fabricante para evitar sobrealimentar la planta, lo cual podría ser perjudicial.
  • Podas regulares: retira las hojas y flores marchitas de la planta para promover un crecimiento saludable y estimular la producción de nuevas flores. Recuerda utilizar tijeras limpias y afiladas para evitar dañar la planta.
  • Control de plagas y enfermedades: inspecciona regularmente la planta en busca de signos de plagas o enfermedades, como manchas en las hojas o presencia de insectos. Si detectas algún problema, trata la planta con un insecticida o fungicida específico según sea necesario.
Siguiendo estos consejos y brindando el cuidado adecuado, podrás disfrutar de la belleza y la elegancia de la flor de loto durante mucho tiempo en tu jardín o estanque.
Fotografía: Pinterest.