Sábado 19 de Junio 2021
UNAM

Qué es el síndrome de piernas inquietas y cómo afecta a tu salud

Esta condición es común; sin embargo, los síntomas que presenta pueden ser muy molestos

El síndrome de piernas inquietas es algo muy común. Foto: 65yMás
El síndrome de piernas inquietas es algo muy común. Foto: 65yMás
Escrito en ESTILO DE VIDA el

Quizá alguna vez has visto a alguna persona que, sentada, se dedique a mover las piernas de manera involuntaria o te ha pasado a ti. Hoy en día es tan común que se cree que es una especia de maña, pero se trata de algo más que eso.

A esto se le conoce como "síndrome de piernas inquietas" y tiene diferentes causas, de acuerdo con Rafael Santana, responsable de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Facultad de Medicina de la UNAM

De acuerdo con el especialista, esto se asocia a la deficiencia en el metabolismo del hierro por pérdida de material hemático debido a una intervención quirúrgica, trastornos gastrointestinales, renales, ginecológicos, una alimentación deficiente o trastornos anímicos como la ansiedad.

De acuerdo con las personas afectadas, este síndrome se describe como tensión, sensación de adormecimiento, hormigueo y disminuye con el movimiento. Por ello es que sea común verles moviendo las piernas de una forma un tanto desesperada. Sin embargo, también se asocia a la hora de dormir también: 

"Regularmente se asocia con la presencia de movimientos durante el dormir, un padecimiento conocido como Trastorno de Movimientos Periódicos de las Extremidades y se da en un porcentaje entre el 70 y 90 por ciento de los casos".

Este es un problema frecuente y por lo regular las personas no son conscientes de padecerlo. Sin embargo, acuden al médico porque se sienten cansados, sufren un sueño fragmentado, están irritados, tienen un rendimiento físico bajo, e incluso su memoria y atención han disminuido considerablemente.

¿Cómo se puede prevenir el "síndrome de piernas inquietas"?

Por increíble que parezca la solución está en los buenos hábitos alimenticios y en el ejercicio regular, para mantener el cuerpo activo. Sin embargo, el académico señaló que no es sencillo recuperar el hierro "a veces no es suficiente con comer carne, sino que es necesario tener un adecuado estado gastrointestinal para que el organismo lo pueda absorber". 

lhp