HOGAR

¡Cómo experto! Revive tus plantas con estos sencillos pasos

Exceso de sol o falta, demasiada agua, hongos y plagas solo son algunos de los problemas de las plantas

Especial
Escrito en ESTILO DE VIDA el

Hay muchas razones por las que una planta puede acortar su vida, tener los conocimientos adecuados sobre sus cuidados es fundamental para que el periodo en el que se mantengan sanas y fuertes sea más largo.

Exceso de sol o falta, demasiada agua, hongos y plagas solo son algunos de los problemas que se pueden tener al descuidar las plantas, pero no siempre están las coas perdidas por lo que puedes buscar alguna señal de vida en sus hojas, tallo o raíz, de ser así aún hay manera de salvarla.

Plantas secas:

Cuando una planta se seca es importante cortar las hojas, las flores y las ramas que se encuentren en esta condición, después saca la planta de la maceta con cuidado con un poco de tierra alrededor para no dañar las raíces, el siguiente paso es colocarla en un recipiente lleno de agua tibia durante 10 minutos.

Al terminarse tiempo sugerido debes sacarla y dejar que drene el exceso de agua para después meter la planta en una bolsa de plástico y cerrarlo, provocando un efecto Invernadero.

Si la planta no estaba muy seca, bastará con dos horas. Si por el contrario estaba muy seca, mejor espera dos días, después de esto la planta volverá a la normalidad.

Plantas ahogadas:

Las hojas amarillas y la desaparición de brotes en una planta indican que una planta se ahogó y es que con el exceso de agua las raíces no obtienen el oxígeno necesario para su buen desarrollo.

Lo que se debe hacer es sacar la planta de la maceta con especial cuidado pues no queremos dañar las raíces, después envuelve la tierra con papel absorbente con varias capas durante 24 horas. A medida que el papel se empape, cámbialo y después regresa la planta a la maceta, es importante no darle agua durante dos días.

Plantas quemadas.

El primer paso es retirarla del sol y ponerla en la sombra, no cortes las hojas quemadas, son las que ayudarán a las otras a que no entren en esta condición.

Es importante considerar el tiempo en el que estará expuesta a los rayos de luz, cuando ya esté recuperada, puedes regresarla a su lugar, pero de manera gradual es decir colócala dos horas de luz directa (por la mañana temprano o al atardecer). Los siguientes 15 días, 4 horas y la tercera quincena, 6 horas y la cuarta quincena, 8 horas y revisa sus hojas para ver si el grado de exposición es el correcto.

GB