TERCERA EDAD

Guía para viajeros de la tercera edad

Los adultos mayores están en uno de sus mejores momentos para viajar, es el segmento con más crecimiento del mundo y el de mayor poder adquisitivo

Las personas con más de 60 años, se ubican con gran poder adquisitivo y México ofrece destinos para que viajen. Foto: Pixabay
Escrito en ESTILO DE VIDA el

Disfrutar del trabajo de toda una vida es el ideal en la vejez. Sin embargo, al llegar a este punto, el descanso se torna, muchas veces, en una odisea. 

Es una ironía, pero no es sencillo hallar hoteles que cuenten con las amenidades y servicios que los adultos mayores requieren para entregarse plenamente a darse un respiro. 

Rampas extremadamente inclinadas, albercas inaccesibles, caminos con piedras y senderos kilométricos pueden convertirse en todo un reto para quienes, en busca de romper con la cotidianeidad, encuentran resorts llenos de obstáculos que, lejos de motivar a las personas de la tercera edad, les causan frustración.

LOS OLVIDADOS 

En México, de acuerdo con la Secretaría de Turismo, los adultos mayores representan la tercera parte de los viajeros nacionales, cifra nada despreciable para la industria, pero que requiere de infraestructura adecuada, como elevadores amplios, baños sin escalones y con agarraderas, camas bajas, albercas con rampas e incluso apoyo para pasear, por ejemplo, a la orilla de la playa.  

Aproximadamente 1.5 millones de personas de más de 60 años en nuestro país requieren este tipo de instalaciones que, además de accesibles deben ser cómodas, para que los huéspedes puedan disfrutar de unas muy merecidas vacaciones.

Si bien cada vez más hoteles se dan a la tarea de ofertar servicios exclusivos para mayores de 60, como Zoëtry Paraíso de la Bonita (www.zoetryresorts.com.mx), en la Riviera Maya, o el Hotel Grand Isla Navidad Resort (www.islanavidad.com.mx) en Manzanillo, Colima, lo cierto es que son pocos los operadores turísticos que se interesan por este sector que, en parte por las dificultades de encontrar sitios aptos para su descanso, y la falta de estímulos económicos como tarifas preferenciales, muchos deciden simplemente evitar los viajes, lo que ha provocado que, en nuestro país, del total de los adultos mayores sólo 9 por ciento tome vacaciones. 

En materia de diseño de interiores, la hotelería tiene una gran deuda con los adultos mayores; no basta con un servicio de gran categoría, implementación tecnológica dentro del hotel, tratamientos avanzados en cosmetología o restaurantes con estrellas y diamantes, se requiere funcionalidad y dinamismo para darles la movilidad que merecen. 

OPORTUNIDAD LATENTE  

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), las personas de más de 60 años son el sector poblacional de mayor crecimiento y, además, el de gran poder adquisitivo, por lo que cada vez más cadenas nacionales e internacionales se suman e implementan algunos programas exclusivos para ellos.

Se estima que 60 por ciento de los hoteles en México tiene algún tipo de apoyo para adultos mayores, sin embargo, para garantizar el pleno disfrute de esta generación, durante sus vacaciones, se requiere que el hotel en su totalidad sea accesible. 

LAS OPCIONES 

Para garantizar el descanso durante una escapada, lo ideal es que antes de hacer una reservación se llame al hotel y se indaguen todas las facilidades -no tenga vergüenza de preguntar- incluso puede solicitar las amenidades que requiera, pedir habitaciones cercanas a sus sitios de interés, sillas de ruedas, andaderas e incluso salvavidas, todo se vale en pro de la comodidad del huésped.

Para aquellos adultos mayores que no cuentan con presupuesto para salir regularmente, hasta antes de la pandemia, el Instituto para la Atención de los Adultos Mayores (IAAM), en coordinación con la Secretaría de Turismo y el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM), tenía en funciones un programa de turismo social, por medio del cual el adulto mayor podía inscribirse a actividades turísticas dentro y fuera de su localidad y viajar sin ningún costo con un grupo. 

Para ser beneficiario de este programa sólo hay que presentar la credencial del INAPAM; por la gran demanda se recomienda estar atentos a las excursiones para alcanzar lugar.

Viajar durante la tercera edad no debería ser un martirio, al contrario, tendría que ser una oportunidad para explorar nuevos horizontes, romper con la cotidianeidad y ser un espacio para crear y fortalecer vínculos.

TRAVESÍA SEGURA

  • Lleva contigo una bolsa de seguridad, para guardar tus documentos.
  • Si requieres de algún medicamento, etiquétalo y sepáralo por días. 
  • Si ocupas lentes, no es mala idea llevar dos pares, por si pierdes unos.
  • Siempre avisa a algún familiar en dónde te vas a hospedar.  

PLANEA TU VIAJE CON TIEMPO

Lo primordial para seleccionar el destino es responder lo siguiente:

  • ¿Para qué quiero viajar?
  • ¿De cuánto tiempo dispongo?
  • ¿Cuál es mi presupuesto?
  • ¿Qué clima prefiero?
  • ¿Qué necesito para pasarla bien?

¿CUÁNTO QUIERO GASTAR?

Presupuesto. No descartes imprevistos, lleva siempre un extra para emergencias.



POR MIRIAM LIRA

MAAZ