¿Cómo saber cuando tu "lomito" quiere jugar contigo? Te explicamos las principales señales

Cuando veas que tu "lomito" hace estas señales, debes ponerte a jugar con él, para hacerlo feliz.

¿Cómo saber cuando tu "lomito" quiere jugar contigo? Te explicamos las principales señales
Son más inteligentes de lo que crees. Foto: PixaBay.

Los perros son más inteligentes de lo que tú creerías, muchas veces se comunican contigo de ciertas formas para invitarte a jugar, ya sea como dar la pata en la cara, revolcarse panza arriba, ladrar, acechar, emboscar, y sobre todo la reverencia de juego, la cual es muy común cuando quieren indicar que aún tienen energía para seguir. Te damos algunas otras señales y cómo debes interpretarlas, así como algunos consejos para que tu “lomito” esté a gusto y feliz.

Principales gestos a tomar en cuenta:

  • Cara de juego: Boca relajada y algo abierta, deja ver sólo la parte superior de los incisivos de la mandíbula.
  • Retracción de los labios: produce un aspecto feroz muy parecido al del perro en la actitud agresiva. La diferencia está en que todas expresiones van y vienen en forma rápida y se ven antes de patrones claros de juego.
  • Gruñidos: Durante el juego son gruñidos más cortos y de tono más agudo que durante una pelea.

Consejos para reforzar su alegría

  • El juego y adiestramiento van de la mano: El can aprende porque cree que está jugando y encima recibe caricias y premios cuando consigue algo.
  • No uses objetos o cosas de la casa como juguetes: El “peludo” no pude distinguir entre lo que puede usar y lo que no, por lo que comenzará a morder tus zapatos; mejor, compra objetos especiales para él.
  • Jugar con tu perro con frecuencia: Dos veces por día no más de 15 minutos; las caminata serán de mutuo beneficio para él y para ti.
  • Nunca juegues a querer atraparlo: Es probable que ese juego genere dificultad real cuando verdaderamente necesites hacerlo.
  • Si se trata de un cachorro, nunca seas brusco en el trato: Esto podría hacer que te responda de la misma forma cada vez que jueguen.
  • Nunca lo golpees, ni lo lastimes, ni le pegues en forma intencional.
  • No lo fuerces a jugar contigo, o no lo disfrutará.
  • Usa un tono de voz amable para que sepa que estás feliz con él.
  • No lo agotes físicamente.

Ahora que sabes cómo identificar cuando tu “lomito” quiere divertirse, hazlo de la mejor manera para que ambos pasen momentos agradables. 

msb


Compartir