ESTILO DE VIDA

¿Cómo ponerte rápido y sin dolor los lentes de contacto?

Es indispensable colocar los lente de contacto de una manera optima e higiénica para evitar molestias o problemas mayores en los ojos

ESTILO DE VIDA

·
Foto: freepik

Cada vez los lentes de contacto se han vuelto más frecuentes entre las personas en forma de sustitución de los anteojos convencionales o simplemente por estética a la hora de querer cambiar la tonalidad de ojos.

Es precisamente por esto, que los lentes de contacto se han vuelto parte indispensable de la vida de las personas, por lo que resulta importante tener una técnica adecuada a la hora de colocarlos.

Recordemos que los ojos son una de las partes más sensibles del cuerpo humano, por lo que vale la pena resaltar que es de suma importancia el tener los cuidados necesarios a la hora de colocar los lentes de contacto.

Cuidados antes de ponerte lentes de contacto

En este sentido, cabe destacar que los lentes de contacto, al igual que el ojo humano, son sumamente sensibles, por lo que es indispensable que a la hora de colocarlos, tanto los ojos estén descubiertos de maquillaje o de algún tipo de suciedad o basura, al igual que los lentes de contacto deben de estar en óptimas condiciones de limpieza, esto para evitar cualquier posible infección.

Pasos para ponerse los lentes de contacto rápido y sin dolor

1. Lávese las manos.

El objetivo es evitar contaminar accidentalmente las lentes con gérmenes, restos de suciedad o maquillaje, ya que esto podría irritarle los ojos. Es importante lavarse las manos sin jabones con perfume, además, las manos deben estar bien secas antes de colocar los lentes.

2. Selecciona un ojo y empezar siempre por el mismo 

Los lentes de contacto son específicos de cada ojo, uno para el izquierdo y otro para el derecho, una vez que se tenga seleccionado el lente que va en el ojo adecuado, empieza por el ojo derecho si eres diestro, o por el ojo izquierdo si eres zurdo.

3. Agarra el párpado con seguridad e insertar el lente de contacto

Para hacerlo rápido, efectivo y sin dolor, debes utilizar la mano que se tiene libre para sujetar el párpado hacia arriba e insertar el lente. Una de las recomendaciones es desviar la mirada cuando la lente entra en el ojo.

4. Parpadea, sonríe y ¡ya está!

Luego de haberlo colocado con los pasos anteriores, ahora puedes parpadear de forma natural, mirarte al espejo y disfrutar de tus lentes de contacto y la comodidad que estos traen a la vida.

fal