CUIDADO DE PIEL

¿Es mejor bañarse en la mañana o en la noche?

Para algunas personas es cuestión de gustos, sin embargo, ya se ha estudiado la forma en la que actúa el baño en el cuerpo humano

Foto: Especial
Escrito en ESTILO DE VIDA el

Elegir el horario para bañarse puede resultar complicado para algunas personas, pues cambia según el lugar donde se viva, las costumbres de las familias o el contexto social. 

Estas son los pros y los contras de bañarse por las mañanas o por las noches, de acuerdo con un artículo de The New York Times.

Según psicóloga y especialista en problemas de sueño, bañarse por la mañana es casi una obligación para las personas que les cuesta despertarse: el baño matutino incrementa el estado de alerta, aunque no lo hace en todos los casos, según la experta. 

En este sentido, se recomienda bañarse con agua templada pero no fría, para evitar que se eleve la temperatura del cuerpo de forma radical. 

Baño nocturno

Mientras tanto, para las personas que sufren de insomnio –detalla Kennedy– se recomienda la ducha nocturna: meterse a la ducha una hora y media antes de acostarse.

Según la especialista, cuando llega la hora de acostarse el cuerpo se enfría de forma natural. No obstante, con la ducha en la noche conseguiríamos aumentar la temperatura de forma artificial: “permite sosegarse de forma más rápida, lo que ayuda a dormir".

Asimismo, el baño nocturno ayuda a terminar con la tensión muscular, que es uno de los principales enemigos del descanso. Sin embargo, si se baña con agua muy caliente se puede dañar la piel.  

El dermatólogo del Hospital Mount Sinai Gary Goldenberg recomienda no pasar más de 10 minutos -ni menos de cinco– bajo el agua de la ducha, de acuerdo con The New York Times. 

"Las duchas muy calientes tienden a desprender los aceites de la piel y a irritarla", agregó Kennedy. 

Hasta ahora, la ciencia no ha dejado claro en qué horario es mejor bañarse, pues hay muchos factores intervienen. No obstante, hay ventajas concretas para cada uno de estos. 

égm