PUEBLOS MÁGICOS

Pueblos Mágicos: Seis destinos que puedes VISITAR durante un FIN DE SEMANA y que te van a ENAMORAR

La gran ventaja es que existen muchos Pueblos Mágicos cerca de la CDMX en los que se puede llegar de manera rápida y fácil

ESTILO DE VIDA

·
Foto: Especial.

Los habitantes de la Ciudad de México suelen pasar la mayor parte del día dentro de su vehículo o en el transporte público para llegar a los trabajos o al hogar. Es por ello, que cada fin de semana están buscando alternativas para escaparse, aunque sea por un par de días, del bullicio de la capital. La gran ventaja es que existen muchos Pueblos Mágicos cerca de la CDMX en los que se puede llegar de manera rápida y fácil.

Muchos capitalinos deciden cambiar su rutina al transportarse a estos destinos en donde se olvidan por un momento de las preocupaciones que conllevan día con día en el trabajo o en su casa. Existen varias páginas en donde se pueden hacer reservaciones para conseguir un lugar donde hospedarse. Incluso, también hay aplicaciones para teléfonos móviles que ayudan a los usuarios, que suelen ser mucho más baratos.

Valle de Bravo

Valle de Bravo es un destino obligado gracias a su belleza. Dentro de la variedad gastronómica, ofrece las deliciosas nieves artesanales, que se pueden ir degustando mientras se vislumbran las construcciones de fachada blanca y techos de teja. En el mercado se pueden hallar cerámica y textiles de la cultura Otomí. Para los amantes de los deportes, el pueblo mágico ofrece actividades de pesca y esquí acuático en su famoso lago.

Valle de Bravo.
Foto: Especial.

Tepozotlán

El clima de este pueblo mágico es bastante agradable, algo que lo convierte en un punto muy concurrido por visitantes. Se tiene la creencia de que el este lugar nació Quetzalcóatl, quizá es por eso que muchos capitalinos deciden viajar muy seguido a este punto. Escalar el cerro del Tepozteco es una actividad obligada. En la cima se puede encontrar el templo ceremonial dedicado al Dios del Pulque.

El Tepozteco
Foto: Gobierno Morelos.

Orizaba

Quizá es uno de los pueblos mágicos que menos se tienen en mente. Sin embargo, Orizaba sorprende por su belleza colonial. Se puede disfrutar de un paseo por sus parques que se localizan a las orillas del río en donde se puede hace una comida y contemplar los pasajes naturales. Al mismo tiempo, se puede visitar el volcán Citlatépetl, mejor conocido como Pico de Orizaba, que es la cima más alta de México.

Orizaba
Foto: Especial.

Taxco

Este pueblo mágico mantiene su aire colonial, algo que se aprecia en la fachada de sus casas. Aunque existen construcciones modernas, esto no altera su belleza. El punto obligado es la iglesia de Santa Prisca, elaborada con un par de torres de estilo barroco. Pero también existen puntos con singular atractivo como el templo de San Miguel, Casa Humboldt. Se puede recorrer sus complicadas calles en donde se puede conseguir plata, uno de los atractivos de este lugar.

Taxco
Foto: Pinterest.

Tequisquiapan

Otro de los pueblos mágicos que han cobrado relevancia en los últimos años debido a su gran tranquilidad. Tequisquiapan ofrece un ambiente relajado, ideal para descansar un fin de semana. La región se reconoce por sus vinos y quesos. Aquí se realiza la Feria Nacional del Queso y el Vino, incluso tienen un museo dedicado a estos productos. En sus alrededores se pueden encontrar balnearios con aguas termales.

Tequisquiapan
Foto: Especial.

 

Malinalco

Malinalco ofrece una visión del México indígena y colonial. Ideal para reposar un fin de semana debido a que su temperatura promedio es de 20 grados centígrados. El lugar ofrece el Cerro de los Ídolos en donde se encuentra el Santuario de los Guerreros Águila y Jaguar. El arte indígena se hace presente en los murales del Exconvento Agustino que se alza como uno de los elementos más importantes de la región.

Pasado indígena.
Foto: Mi México.

rcb