El chipilín: una planta de uso gastronómico y medicinal en Chiapas

Es considerado un quelite que está presente en las recetas tradicionales de regiones del sur de México

El chipilín: una planta de uso gastronómico y medicinal en Chiapas
Es un hierba rica en calcio y proteína vegetal. Especial

El chipilín cuyo nombre científico es Crotalaria longirostrata, también conocido como cho y chiple, es una planta originaria de México y Centro América, que forma parte de la dieta de los habitantes de estas regiones.

Específicamente en Chiapas, estado al sur del país es común encontrara en algunos platillos tradicionales y hasta en recetas medicinales, pues es una rica fuente de proteína vegetal.

El chiplín es considerado un quelite, proveniente de la palabra náhuatl (quilitl) que se utiliza para denominar a varias especies de hierbas silvestres tiernas y comestibles, su sabor es dominante por lo que no es aceptado por el paladar de algunas personas.

Por ser una planta tradicional que ha permanecido por muchos años en las recetas ancestrales. Cuenta la leyenda que el nombre se le atribuye porque una princesa llamada Chepel’ixh fue obligada a casarse con el Dios de la lluvia (Chac).

Al negarse la princesa el Dios expresó que una maldición caería contra su pueblo y enviaría hambruna, nubes y lluvia. Para evitar la tragedia la princesa accedió a casarse, pero al darse cuenta que todo fue un engaño se sacrificó a los ojos del Dios. De esta manera la princesa se convirtió en chipilín que significa también ojos de luna.

Gastronomía

Esta planta se utiliza en guisos, caldos, arroz y en el tradicional y típico tamal de chipilín que pueden estar rellenos de queso, pollo o de ambos. En Chiapas se hace un caldo con esta hierba al cual se le añade camarón seco y bolas de masa frita.

Medicinal

Es un productor rico en calcio, hierro, tiamina, niacina, niacina, rivoflavina y ácido ascórbico, por eso es utilizada por muchos como sanación de algunas enfermedades. Además ayuda a reducir el estrés, al crecimiento y recuperación de tejidos, a crear enzimas, anticuerpos y a la producción de hormonas.

Cabe destacar que en México existen más de 26 mil especies de plantas comestibles que son utilizadas para aromatizar, sanar, condimentar, cocinar, comer frescas e incluso envolver alimentos.

 

GB 


Compartir