Conoce los antiguos secretos del cerro de la Bufa en Guanajuato

Princesas, brujos y hechizos, son los mitos que rodean al cerro

Conoce los antiguos secretos del cerro de la Bufa en Guanajuato
Uno de los deportes más comunes es practicar hiking o rápel.

Guanajuato, uno de los estados más bellos, cuenta con imponentes edificaciones hechas por la madre naturaleza de las cuales, hoy podemos visitar como atracciones turísticas del estado. 

Una de esas bellezas es el famoso cerro de la Bufa, ubicado en la capital guanajuatense, donde actualmente se practican actividades extremas como el hiking o rápel. Sin embargo, este lugar también esconde antiguos secretos, y aquí te contamos. 

Según los lugareños, el cerro de la Bufa encierra la leyenda de la Princesa de la Bufa, la cual, se dice que fue cortejada por un ambicioso brujo que buscaba hacerse dueño de la fortuna de la joven. El hechicero rechazado por la mujer y como castigo le lanzó un embrujo; la princesa estaba condenada a vivir en la punta del cerro de la Bufa hasta ser rescatada.

Desde ese momento, cada jueves festivo por la mañana, la princesa salía a caminar por el cerro en espera de un joven que la rescatara y así, romper el hechizo. Sucedió entonces, un día, un hombre que paseaba por el cerro encontró a una bella joven detrás de unas rocas, ella suplicaba su ayuda. La princesa le pidió que la llevara en sus brazos a la puerta de la entrada de la Basílica de Guanajuato, para así, romper el hechizo.

La princesa le dijo al joven que de lograrlo, él podría casarse con ella y le entregaría todas sus riquezas. Sin embargo, tenía que hacerlo bajo ciertas condiciones: al llevarla sobre su espalda, pase lo que pase, escuche lo que escuche, no podría voltear por ningún motivo hacia atrás, de hacerlo, la bella muchacha se convertiría en horrible serpiente y todo termina ahí.

El hombre con un poco de miedo acepta ayudar a la princesa para romper el hechizo. Después de un tramo de recorrido el joven comenzó a escuchar voces, sonidos de animales y todo tipo de amenazas sobre sus hombros. Hizo su mayor esfuerzo por no voltear, pero al sentir un enorme peso sobre sus hombros la curiosidad le ganó, de inmediato la bella princesa se transformó en una terrorífica serpiente.

Hasta nuestros días se dice que la princesa continúa en la punta del cerro de la Bufa esperando a que llegue un joven que la ayude a romper la maldición.

¿Te animas a romper el hechizo de la Princesa y visitar el cerro de la Bufa?

alg

 


Compartir