MASCARILLAS CASERAS

Belleza: Luce un cutis limpio y saludable con esta mascarilla casera de coco y azúcar

Para mantener un cutis limpio y saludable no siempre basta la rutina de belleza diaria; existen mascarillas caseras de coco que te ayudarán a devolver el brillo a tu cutis

ESTILO DE VIDA

·
El aceite de coco tiene propiedades altamente hidratantes y antioxidantes. Foto: Pexels

El cuidado de la piel es muy importante para mantener un cutis limpio y saludable, aunque en ocasiones la rutina de belleza diaria no es suficiente para lograrlo, por eso te traemos esta mascarilla casera de coco y azúcar que te ayudará a exfoliar tu piel y devolverle el brillo que necesita. 

Gracias a la exfoliación se pueden eliminar las células muertas, y existen algunos procesos caseros que ayudan a regenerar la piel, como las mascarillas que se elaboran con ingredientes que puedes encontrar en tu despensa, como el coco, el azúcar, el café y la avena; entre muchos otros. 

El aceite de coco tiene propiedades altamente hidratantes y antioxidantes, por lo que deja la piel suave y protegida, mientras que el azúcar es un ingrediente poroso o rasposo, ideal para exfoliar, aunque debemos tomar en cuenta que lo mejor es utilizar un tipo de azúcar refinada, no muy gruesa para no dañar la piel.

Mascarilla casera de coco y azúcar

Es importante que antes de aplicar esta mascarilla se limpie la zona del cuerpo donde se aplicará, con la finalidad de obtener mejores resultados. Puedes lavar tu cara con agua y un jabón neutro y después pasar una toalla caliente por la zona que vas a exfoliar.

El aceite de coco tiene propiedades altamente hidratantes y antioxidantes. Foto: Pexels

Ingredientes

  • 1 taza de azúcar refinada o mascabado.
  • 2 cucharaditas de aceite de coco.
  • Jugo de medio limón (opcional).

Preparación

Primero debes mezclar el azúcar con el aceite de coco y el jugo de limón, sin dejar que el azúcar se disuelva por completo. Aplica la mezcla sobre la piel que se desee exfoliar con movimientos circulares y déjala actuar por 10 minutos. Finalmente, retira la mezcla con ayuda de un algodón y un agua tibia.

Lo mejor es repetir este proceso por lo menos dos veces a la semana, y recuerda que no es recomendable exfoliar tu piel después de haberte bronceado, esto debido a que la piel se encuentra muy sensible y puedes causarle lesiones.

kyog