MENTE MUJER

Mente Mujer: Por miedo al COVID-19, aumenta la mortalidad a causa del cáncer de mama

La mortalidad por esta enfermedad aumentó durante la pandemia 4 por ciento; 7 de cada 10 mujeres no tuvieron acceso a un tratamiento

ESTILO DE VIDA

·
MENTE MUJER. Cáncer de mama. Foto: Pixabay

En México, aumentó la mortalidad por cáncer de mama cuatro  por ciento por la pandemia. El problema se originó porque los pacientes no acudían a hospitales por miedo a contagiarse y, cuando lo hacían, su enfermedad ya estaba avanzada.

Sergio Aguilar, cirujano oncólogo del Departamento de Tumores Mamarios del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), dijo para Mente Mujer que durante 2020, el Instituto tuvo un aumento de preconsultas en 240 por ciento y en consultas un 77 por ciento, esto porque muchos hospitales que brindaban la atención de detección y tratamiento tuvieron que ser reconvertidos para dar atención a enfermos de Covid-19, pero cuando llegaban al INCan, los pacientes con cáncer de mama ya tenían su enfermedad muy evolucionada.

“Se retrasó de manera tremenda (la atención) porque seguimos viendo pacientes que empezaron su problema hace un año, pero con la pandemia, lo dejan evolucionar, entonces de ser una enfermedad que es curable, ya están en una etapa que no es posible”.

En México, para atender la emergencia sanitaria se reconvirtieron nosocomios como el Hospital General de México y el Hospital Juárez de México, y también centros de salud de Primer Nivel tuvieron que priorizar su atención, y a estos lugares era donde las pacientes acudían a un diagnóstico.

“O te morías de COVID o en el intento con el cáncer”,  expresó Romualda Méndez, una superviviente de cáncer, quien en 2007 fue diagnosticada con cáncer de mama y hace 7 años con un tumor en el esternón y metástasis. Hoy, se encuentra en tratamiento paliativo.

Al inicio de la pandemia, Romualda pensó en dejar su tratamiento, tenía miedo de contagiarse de Covid-19, pero con los meses decidió volverse una “paciente empoderada”: “tuve que tomar las riendas de mi salud, entonces dije ´comper, me voy, me pongo mi cubrebocas y mi gel en la bolsa ’, porque realmente era o te morías de Covid o fallecías en el intento con cáncer y dije, ‘claro que no, ni la una ni la otra’”.

LO IMBORRABLE

Durante 2020, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, se diagnosticaron 2.2 millones de casos de cáncer de mama en el mundo. En México, con base en el Boletín Epidemiológico de la Secretaría de Salud, se tuvieron 12 mil 296 nuevos casos diagnosticados, esto es 20 por ciento menos que en 2019 (15 mil 361), lo cual no indica que bajaran los nuevos pacientes, sino que se diagnosticaron menos.

Se estima que la tasa de supervivencia a cinco años puede ser arriba de 90% al tratarse a tiempo el cáncer de mama.

La médico-cirujana Karina Cabal, miembro del Comité Médico Científico de la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer, estima que dentro de un par de años se registrará un alza en los casos.

“No es que haya más o menos casos, es qué tantos sucesos nuevos se diagnosticaron, esa es la parte de la enfermedad vulnerada con el COVID”

De acuerdo con el Inegi, en 2019, se registraron siete mil 580 defunciones por cáncer de mama, de los cuales siete mil 527 fueron mujeres y 53 hombres; para 2020, la cifra de decesos fue de siete mil 880.

REALIDAD EN CIFRAS

  • Es el cáncer más diagnosticado a nivel mundial desde el año 2020.
  • Es el cáncer más común a nivel mundial en la mujer.
  • Los hombres también pueden ser diagnosticados con este padecimiento.
  • En 2020, 53 hombres fallecieron por cáncer de mama en México.
  • Alrededor de 12 mujeres enfermarán de cáncer de mama a lo largo de su vida.
  • En México, el cáncer de mama es la principal causa de mortalidad en las mujeres.
  • En 2020, alrededor de 685 mil mujeres en el mundo fallecieron por este mal.
  • Las pacientes con cáncer de mama tienen más riesgos de morir si les da COVID.
  • La pandemia se juntó con que ya no hay instituciones que ofrezcan gratuidad.

 

Signos de advertencia del cáncer de mama:

  • Un bulto nuevo en la mama o la axila (debajo del brazo).
  • Hinchazón de una parte de a mama.
  • Irritación o hundimientos en la piel del seno.
  • Enrojecimiento o descamación en el pezón o la mama.
  • Hundimiento del pezón o dolor en esa zona.
  • Secreción del pezón, no sea leche, incluso de sangre.
  • Cualquier cambio en el tamaño o la forma del busto.
  • Dolor en cualquier parte del pecho.

Por Lesliee Medina

PAL