¿Te falta vitamina B12? Éstos son los síntomas de una deficiencia

La vitamina B12 protege el sistema cardiovascular y el cuerpo es capaz de almacenar una cantidad equivalente a muchos años

¿Te falta vitamina B12? Éstos son los síntomas de una deficiencia
quienes siguen una dieta vegetariana o vegana, podrían ser más propenso a tener niveles bajos. Foto: Pexels

La vitamina B12 es un nutriente que se destaca por la formación de glóbulos rojos, el favorecimiento del crecimiento y la división celular, pero como muchos otros elementos que son necesarios para el funcionamiento del organismo, en algún momento podemos presentar deficiencias

También llamada cobalamina, está vitamina hidrosoluble puede ser almacenada en el hígado durante años, eliminando los sobrantes a través de la orina. La B12 protege el sistema cardiovascular y debido a que el cuerpo es capaz de almacenar una cantidad equivalente a muchos años, es poco frecuente que ocurra una deficiencia.

Sin embargo, quienes siguen una dieta vegetariana o vegana, podrían ser más propenso a tener niveles bajos; además, los adultos mayores y las personas con afecciones del tubo digestivo también son vulnerables a la deficiencia de vitamina B12.

¿Cuáles son los síntomas de una deficiencia de vitamina B12?

Si no se trata este problema de salud, puede ocasionar anemia, fatiga, debilidad muscular, problemas intestinales, lesión a los nervios y alteraciones del estado de ánimo.

La vitamina B12 se encuentra naturalmente en una gran variedad de alimentos de origen animal y en ciertos alimentos fortificados como los cereales y las leches. Para obtener las cantidades recomendadas, hay que consumir alimentos como: Hígado de vacuno y almejas, pescado, carne, carne de ave, huevos, leche y productos lácteos.

El huevo es uno de los alimentos recomendados para consumir vitamina B12. Foto: Pexels

Síntomas

La mayoría de deficiencias de vitamina B12 no producen síntomas, en casos mas graves, sin embargo, puede existir:

  • Anemia megaloblástica, que se caracteriza por un tamaño muy grande de los glóbulos rojos.
  • Alteraciones en los nervios periféricos, se puede identificar al tener hormigueo, adormecimiento, alteraciones en la sensibilidad o dolor en dedos de manos o pies, en las manos o en las piernas.
  • Alteraciones en el comportamiento, como olvido fácil, irritabilidad, cambio del carácter, que pueden incluso llevar a una forma de demencia.
  • Alteraciones en las mucosas (quemazón de lengua, aftas, llagas, en la boca o en la lengua o en las comisuras de los labios).
  • Infertilidad (imposibilidad para tener hijos).
  • Otros síntomas inespecíficos como estreñimiento, diarrea, pérdida de apetito, cansancio, etc.

Compartir