¿Qué hago si mi hijo no está comiendo lo suficiente? ¡Sigue estos sencillos tips para controlarlo!

Si tu hijo presenta pérdida de peso, se enferma constantemente y se atragante frecuentemente con los sólidos, esta información te interesa

¿Qué hago si mi hijo no está comiendo lo suficiente? ¡Sigue estos sencillos tips para controlarlo!

Los niños entre los 12 y 36 meses se les conoce como toddlers, a partir de esta edad la curva de crecimiento disminuye. El primer año de vida de los bebés es una curva significativa en aumento de peso, en el primer año de vida los bebés triplican su peso por lo que requieren mucha energía y el apetito de tu bebé está en el mejor momento. 

Cuando comienza la primera infancia, al primer año de vida, ganan peso y aumentan de talla pero de manera menos exponencial, el apetito disminuye porque no requieren de tanta energía como antes. 

En ocasiones muchos niños mantienen el mismo apetito y la misma ingesta de alimentos como lo hacían antes y eso, también está correcto. Cada niño es diferente y requiere de cantidades de energía diferente. 

“Los niños no comen mucho cuando pican todo el día” 

Algunos papás alimentan a sus hijos constantemente sin rutina, es decir, no tienen una estructura correcta de horarios de comidas fuertes y colaciones, por lo que están “picando” todo el día, eso distrae el apetito y se ve afectada la manera de comer en los niños. A esta edad deben comer de 2-3 horas, por lo que el correcto esquema sería desayuno, colación, comida, colación (si lo pide), cena. Recuerda que los alimentos que debes de ofrecer tienen que ser de calidad para asegurar una correcta nutrición y crecimiento adecuado para su edad. 

“Cuando no tienen a la vista su alimento seguro, los niños no comen" 

Alrededor del primer año de edad, es común que desarrollen algo llamado “neofobia”, esto se denomina como miedo a lo nuevo y en este caso surge como miedo o aberración a ciertos alimentos, si no se controla puede llegar hasta los 2 años convirtiéndose en un niño remilgoso (picky eater) para comer.  

Con alimentos seguro nos referimos a los cuales siempre consume con facilidad y con frecuencia, para poder sobrellevar esta etapa sin disminuir la variedad de alimentos, es importante servir comida familiar junto con una porción pequeña de su alimento seguro.  

¿Cómo saber si tienes un picky eater en casa? 

  • La variedad de alimentos es limitada 
  • La hora de la comida está llena de estrés y batallas 
  • Es muy difícil que tu hijo pruebe alimentos nuevos 

Un foco rojo importante es la pérdida de peso, que se enferme constantemente y que se atragante frecuentemente con los sólidos, en estos casos es de suma importancia acudir al doctor. 

Otra causa importante por la cual no esté comiendo lo ideal es por la posición al comer, que exista una mala postura por la incorrecta silla para comer. Los niños deben de estar con la espalda recta, cómodos y de ser posible con un soporte en los pies para que no queden volando, tomando todo esto en cuenta los niños enfocarán su energía y atención en lo que les estás sirviendo y no en lo  incómodo que pueden estar.

Cuando los niños están enfermos el apetito se ve afectado. Nuestro objetivo en estas ocasiones no es que coma sino mantenerlo correctamente hidratado, cuando pase la enfermedad retomarán la ingesta correcta de sólidos.  

Analizando todos estos puntos, el apetito de los niños debe de ser entendido y de esa manera abordarlo de manera respetuosa y correcta.


Compartir