¿Te cuesta trabajo que tu hijo acepte el desayuno?

Tips para que los pequeños acepten el desayuno y comiencen su día con buena energía física y mental.

¿Te cuesta trabajo que tu hijo acepte el desayuno?

Sabes que tu hijo tiene que desayunar antes de comenzar el día, ya sea con escuela en casa o escuela presencial, pero tu hijo rechaza el desayuno, comienzan los regaños, estrés y batallas.

No te enganches, recuerda que la alimentación debe de ser relajada y es necesario entender las necesidades físicas y emocionales de tus hijos.

A continuación te menciono 3 razones más comunes por las cuales no aceptan el desayuno y que estrategias puedes hacer para comenzar el día con buena energía mental y física:

 

  1. Tu hijo necesita tiempo por las mañanas: es normal que haya personas que no estén hambrientas por la mañana, necesitan un par de horas para poder ingerir alimento, así que despiértalo 30 a 40 minutos antes del desayuno para que haya mejor aceptación.

    Tiempo


     
  2. No cumple con las horas correctas de sueño: cuando un niño no duerme correctamente, se duerme tarde y despierta temprano es probable que el cansancio gane y que el apetito se vea afectado. Recuerda mantener una rutina de sueño correcta de acuerdo con su edad para garantizar el descanso correcto.
     

    Falta de sueño

     

  3. Prisa por la mañana: cuanto más presionamos y apresuramos menos ganas tendrán de alimentarse, así que prepara la rutina con tiempo para evitar estas acciones Una opción que recomiendo es ofrecer previo al desayuno una opción ligera como un smoothie, yogurt o avena para abrir apetito y después de un tiempo ofrecer un desayuno completo Recuerda no engancharte, la alimentación debe de ser relajada y entendiendo las necesidades físicas y emocionales de tus hijos.

Prisa

 

 


Compartir