Los mejores espacios naturales en Estados Unidos para reconectar con el planeta

Mientras que en los parques nacionales asistimos al espectáculo regenerador de la naturaleza, y las ciudades se transforman en capitales de mindfulness, Estados Unidos reafirma su lugar entre los mejores países para emprender un viaje de bienestar.

Los mejores espacios naturales en Estados Unidos para reconectar con el planeta
En 2019, los 62 parques nacionales de estados unidos sumaron un total de 327,516,619 visitas recreativas. Foto: Especial

En sus casi 10 millones de kilómetros cuadrados, Estados Unidos alberga suficientes paisajes y maravillas naturales para acomodar una colección incomparable de experiencias en contacto con el planeta. De acuerdo al Global Wellness Institute, es el país más popular en el mundo para realizar viajes de salud y bienestar, habiendo recibido, en 2019, a 47.5 millones de viajeros en busca de experiencias de Sanación, reconexión con la naturaleza y de autorreconocimiento.

 

Parques nacionales

El sistema nacional de parques de Estados Unidos presume algunos de los espacios naturales más impresionantes en Norteamérica.

Parque Nacional de las Grandes Montañas Humeantes

Con un pie en Tennessee y otro en Carolina del Norte, los inagotables paisajes del parque nacional incluyen bosques infinitos, ríos salvajes, noches estrelladas y, afortunadamente, poca señal de internet.

 

Parque Nacional Valle de Cuyahoga

Al sur de Cleveland. Foto: Especial

Al sur de Cleveland y siguiendo el cauce del río Cuyahoga, hoy, el valle todavía conserva el espíritu de respeto por la naturaleza instaurado por las comunidades nativas que lo habitaron.

 

Parque Nacional de Acadia

Acadia National Park es uno de los más impresionantes en Norteamérica. Foto: Especial

 

En las costas de Maine, es un refugio de lagos y piscinas naturales en donde los días transcurren entre el relajante rumor del agua y, las noches, ante extraordinarios platos de langosta.

Nuevos templos de bienestar

Entre ciudades rodeadas de naturaleza y tesoros poco explorados, a la hora de planear el próximo viaje, estos estados merecen estar en tu radar

Arizona

Arizona ha sabido convertir su seductor ecosistema desértico en un atractivo turístico. Foto: Especial

En la frontera sur de Estados Unidos, Arizona ha sabido convertir su seductor ecosistema desértico –en donde no faltan las alternativas para organizar un retiro de meditación– en una oferta turística que pasa de la aventura a la relajación. Para demostrarlo, la ciudad de Scottsdale –a sólo 300 kilómetros de la frontera con Nagles– presume ser el centro urbano con más destinos de spa en todo el país. 

 

Georgia

Uno de los destinos más encantadores del sureste estadounidense. Foto: Especial

Uno de los destinos más encantadores del sureste estadounidense, la ciudad ribereña de Savannah combina su irresistible arquitectura de herencia española con la singular naturaleza pantanosa que se infiltra, indomable, por sus calles, edificios y los pequeños hoteles boutique, ideales para pasar unos días alejados del dinamismo de las grandes metrópolis.

Hilton Head Island, en Carolina del Sur y a 45 minutos de Savannah, invita a pasar un día dedicado a la naturaleza.

 

Wyoming

Combina manantiales termales con un comprensivo menú de tratamientos. Foto: Especial

Famoso por sus colosales áreas naturales –como los parques nacionales de Grand Teton y Yellowstone– Wyoming es casa, también, de resorts dedicados al bienestar en donde la escala de la naturaleza contrasta con la transformación íntima de sus visitantes. Por ejemplo, el Saratoga Hot Springs Resort, en la parte sur del estado, combina manantiales termales con un comprensivo menú de tratamientos.

 

Sabiduría ancestral

Estos destinos han volteado la mirada a los conocimientos atávicos que sobreviven en los rincones menos intervenidos por la humanidad.

 

Nuevo México

Tiene una colección única de servicios sobre mejoramiento físico y emocional. Foto: Especial

En las profundas tradiciones de sus comunidades originarias, el estado ha encontrado las claves para trazar una colección única de servicios dedicados al mejoramiento físico y emocional. En Santa Fe, por ejemplo, el spa Tamaya mist ofrece programas inspirados en el conocimiento tamayama de relación con el entorno.

Minnesota

Minneapolis ha diseñado una colección de tratamientos que hunde sus raíces en el entramado natural. Foto: Especial

En la frontera norte del país, el estado acostumbrado a los climas más extremos sabe que un estilo de vida balanceado pasa por entender el carácter del medio ambiente. Retomando las enseñanzas de la tribu Mille Lacs Band de Ojibwe, el Grand Harmony Spa de Hinckley, al norte de la ciudad de Minneapolis, ha diseñado una colección de tratamientos que hunde sus raíces en el entramado natural de Minnesota.

Agua y fuego

En Hawái es fácil entender por qué la naturaleza está al principio de cualquier proyecto de bienestar. Foto: Especial

Entre playas, caminos selváticos y grandes hoteles, en Hawái es fácil entender por qué la naturaleza está al principio de cualquier proyecto de bienestar.

Estas islas todavía le pertenecen a la naturaleza: de las aguas sanadoras de oahu que animan los spas de la región, a los paseos entre las montañas de maui y sus inolvidables corales multicolor, las playas, los volcanes y, desde luego, los grandes resorts del estado son la vía de entrada a un universo en donde nuestra travesía está sujeta a los designios del medio ambiente. Entre centros de bienestar, áreas naturales y una cultura dedicada a la armonía, es un paraíso listo para recibir a toda la familia.

 

Por Domingo Álvarez


Compartir