¿Gatos en casa? Estas cinco señales te indican cuándo debes llevarlo al veterinario

Saber cuando es momento de llevar a tu gato al veterinario no es algo sencillo, ya que las señales de malestar no son tan claras

¿Gatos en casa? Estas cinco señales te indican cuándo debes llevarlo al veterinario
Los gatos también desarrollan enfermedades de cuidado. Foto: Especial.

Saber cuando es momento de llevar a tu gato al veterinario no es algo sencillo, ya que las señales de malestar no son tan claras. Por ello, te decimos cuales son las señales que indican una enfermedad y que no debes ignorar si lo que deseas es que tu mascota goce de salud.

Si tu gato ha comenzado a actuar de manera diferente de lo habitual, esta información te podrá sacar de las dudas. Como todos los seres humanos, los gatos también son propensos a enfermarse, pero nunca es posible detectar su malestar.

Momento de visitar el veterinario

Una de las mejores opciones se llevar a tu gato de manera constante al veterinario para descartar cualquier enfermedad. Así mismo, debes colocarle vacunas y desparacitación. Si algo va mal, llévalo de manera inmediata, sobretodo su presenta estas señales.

Bolas de pelo: Según la revista Reader's Digest, el que un gato comience a escupir bolas de pelo de manera constante es uno de los comportamientos más comunes, pero no se debe pasar por alto. Esto se debe a que se lame de manera seguida por una alergia o presenta un problema gastrointestinal.

Tos: Los ataques de tos en los gatos con muy comunes y esto se debe a enfermedades de la vías respiratorias. Se debe estar atento porque al final las mascotas parecen que van a vomitar.

Poco movimiento: Esta es una de las grandes señales por las que se debe llevar al veterinario. Esto es muy común en los gatos mayores, derivado del dolor en huesos y articulaciones. Un estudio arrojó que los gatos domésticos mayores a seis años tienden a desarrollar oseoartritis.

Cambios de peso: El cambio brusco de peso es una señal de salud adyacente. El veterinario deberá indicar las causas que tienen que ver con enfermedades o trastornos alimenticios.

Excesivo consumo de agua: Es normal que los gatos tomen agua, pero si percibes que consume más de lo normal y aumenta la frecuencia de orina, es una señal para que lo lleves al veterinario ya que se podría tratar de una infección en las vías urinarias o complicaciones renales.

Con información de El Confidencial y Affinity-Petcare.

 


Compartir